Última hora

Última hora

El cerco del Ejército sirio a Qusair se recrudece bajo la sospecha del uso de armas químicas

Leyendo ahora:

El cerco del Ejército sirio a Qusair se recrudece bajo la sospecha del uso de armas químicas

Tamaño de texto Aa Aa

Apoyados por las milicias de Hezbolá llegadas del vecino Líbano, el Ejército sirio está decidido a recuperar Qusair sea como sea.

Los medios de comunicación oficiales dan por consumada la victoria. Según fuentes de la oposición, sólo el oeste de la ciudad permanecería bajo su control, resistiendo la lluvia de cohetes, obuses y proyectiles de mortero de la reforzada artillería siria.

Perder este enclave aseguraría a Al Assad una conexión de la capital con las ciudades del noroeste y el Mediterráneo, y lo que es peor para los rebeldes, les dividiría entre sus enclaves del norte, como Homs y Alepo, y los del sur, como Deraa, cuna del levantamiento rebelde.

La arrasadora ofensiva coincide con el anuncio de que los servicios de inteligencia franceses están analizando muestras de supuestas armas químicas recogidas por dos periodistas del diario Le Monde durante los dos meses que acompañaron a una brigada rebelde a las afueras de Damasco.

“Tras el ataque, pensaba que mis pulmones iban a estallar. Caí al suelo sin poder respirar. No veía nada, como si estuviera en coma, todo a mi alrededor era negro”, describe Faris Kosa, el protagonista de un vídeo que denuncia el presunto uso de armas químicas.

Decenas de testimonios y muestras, recogidas por estos periodistas, apuntan a que, como mínimo, las tropas de Al Assad podrían haber cruzado la línea roja de las armas químicas.

Su uso “cambiaría las reglas del juego”, según EE.UU y Rusia, los dos países que están impulsado una Conferencia de Paz de cara al próximo mes.