Última hora

Última hora

Neymar: la responsabilidad de la selección nacional antes de la aventura en el Barcelona

Leyendo ahora:

Neymar: la responsabilidad de la selección nacional antes de la aventura en el Barcelona

Tamaño de texto Aa Aa

Finalmente, Neymar jugará en Europa. El brasileño ha protagonizado uno de los culebrones del mercado de fichajes que acaba de empezar. El ex delantero del Santos estará este lunes en Barcelona para firmar por los azulgrana. Pero los aficionados del Barça tendrán que esperar para verle en acción con su camiseta. Ahora, Neymar está centrado en guiar a Brasil en la Copa Confederaciones, justo un año antes del Mundial en el que la ‘canarinha’ será la anfitriona.

Euronews ha ido hasta Santos para comprobar la relevancia de Neymar en el club y en la ciudad en la que Pelé se convirtió en héroe. Las comparaciones son continuas.

Pelé ganó tres veces la Copa del Mundo con Brasil. Por eso, los aficionados confían en que Neymar sea clave para ganar el título más deseado: el Mundial de 2014.

“Lo tiene todo, es uno de los mejores de Brasil”, apunta un aficionado. “Estoy seguro de que Brasil va a ganar el título porque Neymar es un jugador fantástico y porque la selección va a jugar en casa, en Brasil”, señala otro seguidor.

Romario ha sido uno de los mejores jugadores en la historia de Brasil. Él, como Neymar, también fichó por el Barcelona. Pero Romario también guió a Brasil a ganar el Mundial de 1994 en Estados Unidos. Ahora cree que a su compatriota le ha llegado el momento de liderar a la ‘canarinha’:

“Todo gran jugador, para diferenciarse, tiene que ganar un Mundial. Espero que Brasil gane el trofeo y seguro que Neymar ayuda a lograrlo”, afirma el ex delantero brasileño.

Toda la presión está sobre el dorsal número 11, el de Neymar. Pero si hay alguien preparado para liderar a Brasil es él. En 2012, marcó 9 goles en 11 partidos, aunque desde que Scolari llegó al banquillo su rendimiento ha decrecido. Sin embargo, las expectativas sobre él se mantienen y Neymar no se esconde:

“El momento de la selección brasileña llegará. Tenemos un nuevo entrenador y las cosas están mejorando. Estamos probando nuevas tácticas sobre el campo y estoy seguro de que vamos a mejorar como equipo”, explica a Euronews.

El nuevo astro del Santos no tiene miedo a una debacle de su selección ante su afición:

“No, no… En una Copa del Mundo puedes perder o ganar, el empate no existe. Somos conscientes de ello y vamos a ir a ganar. ¿Nuestro mayor rival? Creo que va a ser Argentina. Ese es mi mayor sueño. ¿Un duelo con Messi en Maracaná? Si Dios quiere, eso espero”.

Con su pase al Barcelona, en la próxima Liga de Campeones todos los ojos estarán puestos sobre él. Siempre que ha jugado con Brasil ante selecciones europeas Neymar no ha estado fino. El público europeo no ha visto sus cualidades y el brillo en su juego que sí ha mostrado en Brasil.

“Cuando juego en Europa hago exactamente las mismas cosas que he hecho en Brasil con el Santos, pero todos sabemos que no siempre se puede regatear o marcar goles. En un partido normal con el Santos, intento hacer un regate quince veces y quizás solo lo consigo en cinco ocasiones. Las críticas no son una constante conmigo, solo han sido en dos o tres partidos. Para mí no hay diferencia entre jugar al fútbol en Brasil o en Europa. El fútbol es fútbol y tú desarrollas tus cualidades y tus habilidades. Estoy seguro de que se puede jugar bien en Europa. No veo mucha diferencia”, expone el delantero.

A pesar de las ofertas de Europa, hasta ahora el Santos siempre ha tratado de mantener a Neymar gracias a la pujante economía brasileña. En el último año, el valor comercial del Santos aumentó un 70 por ciento. Clubes como el Corinthians también crecieron un 34 por ciento.

La clave de este crecimiento han sido las medidas relacionadas con los derechos de televisión y con el aumento de los patrocinios. Ahora, Brasil ya no es sólo un país exportador de talentos, sino que también los importa: las llegadas de Seedorf, Pato, Fred o Luis Fabiano son ejemplos de esto.

Romario, que también emigró en su día con destino a Europa, explica las claves de este proceso: “El fenómeno es fácil de explicar: algunas compañías privadas invierten en fútbol porque Brasil organizará el próximo mundial. Los jugadores de la selección son atractivos para estas empresas e incluso los clubes son más atractivos. Ahora las compañías patrocinan al fútbol brasileño para mostrar sus productos a través de jugadores y clubes. Espero que esto siga así en el futuro y podamos tener más jugadores importantes en nuestro campeonato. Pero creo que después del Mundial será distinto”

A pesar de ese creciente poder de atracción del fútbol brasileño, Neymar, su mayor activo en los últimos tiempos, hará el camino contrario y su fútbol brillará en Europa a partir de la próxima temporada.