Última hora

Última hora

La represión de las protestas para salvar un parque se vuelve contra el Gobierno turco

Leyendo ahora:

La represión de las protestas para salvar un parque se vuelve contra el Gobierno turco

Tamaño de texto Aa Aa

La brutal represión de las protestas para salvar un parque se ha vuelto contra el Gobierno turco. Miles de personas se manifestaron ayer en varias ciudades del país para pedir la dimisión del primer ministro, el islamista Recep Tayip Erodan, al que reprochan su autoritarismo y la progresiva islamización de la sociedad.

En el origen del movimiento contestatario está el parque Taksim Gezi de Estambul, donde el Gobierno autorizó la construcción de un centro comercial. El uso indiscriminado de gases lacrimógenos para dispersar las protestas de quienes quieren preservar uno de los pocos espacios verdes que queda en la ciudad ha sentado muy mal a la población:

- “Estamos frente una policía que usa métodos de terror. Hay botes lacrimógenos por todas partes. Estuve atrapada en el metro. Lanzaron gas en el interior y cerraron las puertas”, comentaba una mujer.

- “Todo lo que queremos es que dejen tranquilo el parque Taksim. Pero, como puede comprobar, esto es cada vez mayor. Queremos que dejen que presionarnos de esta manera”, añadía un joven.

Las imágenes de la represión provocaron la indignación de miles de ciudadanos, que se echaron a las calles en otras zonas del país. En total, la jornada de ayer se saldó con decenas de heridos, al menos uno de ellas, una mujer, está en estado crítico, y más de sesenta detenidos. Vapuleado en las calles, el movimiento consiguió una victoria parcial en los tribunales al aceptarse un recurso que deja en suspenso los polémicos planes inmobiliarios.