Última hora

Última hora

Las calles de Turquía siguen ardiendo

Leyendo ahora:

Las calles de Turquía siguen ardiendo

Tamaño de texto Aa Aa

Las protestas que prendieron en Estambul se han extendido por todo el país. En la capital, Ankara, decenas de miles de personas se han manifestado contra el Gobierno.

La policía sigue actuando con fuerza para intentar aplacar el descontento social que nació con el proyecto de urbanizar un céntrico parque de Estambul y que ahora tiene en el punto de mira al primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

Los detenidos superan el millar. Una cifra que muestra la magnitud de los enfrentamientos y la represión de las fuerzas de seguridad.

Los manifestantes tildan de fascista autoritario a Erdogan. El primer ministro turco se está enfrentando al mayor descontento social desde que accediera al cargo hace diez años.

Todo empezó en la madrugada del viernes con el desalojo de un campamento de activistas que luchaban por conservar el parque Gezi, situado al lado de la histórica plaza Taksim.

La excesiva actuación policial ese día ha despertado el descontento de parte de la población turca que considera que Erdogan está actuando como un megalómano.

Unas ochenta manifestaciones han llenado el sábado las calles de varias ciudades del país. Amnistía Internacional ha denunciado el excesivo uso de la fuerza para disolver lo que no eran más que protestas pacíficas.