Última hora

Última hora

Manning: ¿héroe o traidor?

Leyendo ahora:

Manning: ¿héroe o traidor?

Tamaño de texto Aa Aa

Héroe para unos, traidor para otros, este joven de 25 años que podría pasar el resto de su vida entre rejas no deja a nadie indiferente desde su detención hace tres años.

Un arresto que tal vez buscaba, porque según la acusación, el soldado Manning es una persona frágil, desequilibrada y en busca de notoriedad, justo lo contrario que sostiene la defensa que describe al antiguo funcionario del Pentágono como un joven consciente de sus actos y de sus consecuancias que deseaba abrir un debate sobre las acciones del ejército estadounidense y la política exterior de su país, como le dictó su conciencia.

Los 700 mil documentos de los servicios secretos, cables diplomáticos y vídeos de combates que Manning remitió a la organización WikiLeaks supuso la mayor filtración sufrida por Estados Unidos.

Entre los documentos enviados, este vídeo que dió la vuelta al mundo: el 12 de julio de 2007 en Bagdad, un helicóptero Apache estadounidense abre fuego sobre un grupo de supuestos terroristas. 18 personas mueren. Entre los fallecidos, todos ellos civiles, había dos periodistas de Reuters.

En el consejo de guerra contra Manning, el más importante desde el 68, se intentará demostrar que los documentos que robó y filtró acabaron en manos de la organización terrorista Al Qaeda.

Phillip Carter. Analista:
“Es difícil, dice este analista, calcular el impacto que esas filtraciones han tenido en la política estadounidense, pero en mi opinión ha deteriorado significativamente nuestras relaciones con los países cuyos cables y telegramas han sido revelados por WikiLeaks.”

Nacido en Oklahoma de padre estadounidense y madre británica, tras una adolescencia difícil, marcada por las burlas de sus compañeros por su homosexualidad y su pasión por la informática, Manning se incorporó al ejército con 19 años. 24 meses después, le enviaron a Irak. Todo indica que lo que vivió en el frente le afectó profundamente y en sus propias palabras, le empujó a revelar la verdad sobre lo que estaba pasando para estar conforme consigo mismo.
Aunque podría ser sentenciado a cadena perpétua si se le considera culpable de haber “ayudado al enemigo”, para parte de los estadounidenses, que quieren saber la verdad sobre lo que sucede en el frente y están convencidos de que el Gobierno les oculta información, el joven soldado se ha convertido en un icono de la paz.