Última hora

Última hora

Museo Mary Rose: conservar lo que el fondo del mar preservó en su seno

Leyendo ahora:

Museo Mary Rose: conservar lo que el fondo del mar preservó en su seno

Tamaño de texto Aa Aa

Salido de las aguas hace más de 30 años, el Mary Rose, buque insignia del rey Enrique VIII de Inglaterra, que se hundió hace más de 450 años ha encontrado nuevo hogar.

El nuevo museo Mary Rose acoge los restos de este barco de guerra. El edificio ha sido construído en torno al pecio y a otros barcos ilustres de la marina inglesa en los muelles de Portsmouth, al sur de Inglaterra.

Miles de objetos rescatados del Mary Rose se exponen al público en este museo.

Christopher Dobbs es arqueólogo marítimo y uno de los conservadores del museo: “Hemos encontrado una cabina llena de herramientas… En aquel camarote había un juego de backgammon extraordinario, y justo fuera al lado de dos cofres estaba este perro, de verdad, los restos de un perro de la época de los Tudor, que quizá era el perro del carpintero, igual que todos los objetos de carpintería. Es sencillamente extraordinario.”

Un equipo de científicos emplea las nuevas técnicas de conservación para conservar el buque y sus tesoros. Durante décadas, la madera del barco estuvo sumergida en productos químicos para preservarla, primero en el agua del mar y después en una sustancia química llamada polietilenglicol, que es una sustancia de resina que reemplaza el agua en las células de la madera empapada.

Christopher Dobbs, arqueólogo marítimo, es unos de los conservadores del museo:

“Otra cosa sorprendente sobre la colección del Mary Rose, es que tenemos algunos de los objetos que pertenecieron a los profesionales de a bordo… como el cirujano por ejemplo… Tenemos un cofre que contiene unguentos… Y todo está extraordinariamente bien conservado.”

Los restos del naufragado Mary Rose seguirán secándose durante unos cuatro o cinco años. De momento solo puede observarse desde unas ventanas, más tarde podrá verse de cerca, cuando el proceso de conservación haya terminado.