Última hora

Última hora

Vino contra paneles solares como represalia comercial de Pekín

Leyendo ahora:

Vino contra paneles solares como represalia comercial de Pekín

Tamaño de texto Aa Aa

China contraataca con el vino en su guerra comercial con la Unión Europea. Consciente de la importancia de las exportaciones para Francia, España e Italia, las autoridades de Pekín han decidido abrir una investigación antisubsidios a los vinos procedentes de la Unión Europea como represalia por el aumento de aranceles a su paneles solares. La decisión ha alarmado a los productores vitícolas del sur de Europa por las pérdidas que un posible bloqueo podría significar.

“No nos podemos permitir perder este mercado”, advierte el director general de Bonfils Group, una empresa de Burdeos y del Languadoc-Rosellón. “En esta región, es nuestro primer destino de exportación tanto en valor como en volumen. No podemos perder terreno en China”.

La distribución por su valor de las importaciones chinas de vino en 2012 lo explican. Francia acaparó la mitad. Después, se situaron Australia y Chile. Y España e Italia estuvieron en cuarto y quinto lugar, aunque por volumen los vinos españoles fueron los terceros. Sea con unas cifras u otras, la Unión Europea representa tres cuartas partes.

La reacción de Pekín es inmediata al hecho de que la Comisión Europea impusiera el martes un arancel del doce por ciento a los paneles solares chinos, que puede elevarse a casi el cincuenta por ciento si no hay avances en la negociación. Bruselas acusa al régimen chino de competencia desleal por unas placas solares por debajo del precio del mercado. No se sabe quién ganará esta guerra comercial, pero los empresarios vitícolas no quieren ser moneda de cambio.