Última hora

Última hora

Europa central con el agua al cuello

Leyendo ahora:

Europa central con el agua al cuello

Tamaño de texto Aa Aa

Son imágenes de la crecida del Elba este jueves a su paso por Dresde. La ciudad alemana, joya del barroco, lucha para salvar su centro histórico. Esta mañana, el nivel del agua estaba en 8 metros 76 centímetros, muy por debajo del récord histórico de nueve metros 40 centímetros de 2002 que había devastado la capital de la Sajonia.

Miles de voluntarios han trabajado toda la noche para reforzar los diques con sacos de arena..

Silvia Fuhrmann. Residente en Dresde:
“El temor es enorme, pero la gente es sencillamente fantástica, hace piña.”

Antes de entrar en Alemania, el Elba atraviesa parte de la República Checa, donde las inundaciones han dejado 8 muertos y 19 mil evacuados.

En Decin, en la República Checa, el pico de la crecida del Elba, de diez metros y medio tuvo lugar en la madrugada del miércoles al jueves. En 2002 el río alcanzó 11 metros aquí, en Bohemia.

Río arriba, esta planta química de Lovosice ha sido protegida de la subida de las aguas por esta barrera construida tras las inundaciones de 2002.

En la confluencia del Elba y del Moldava, al norte de Praga, la ciudad de Melnik es una de las más perjudicadas por el agua. Se temen cuantiosos daños en el sector agrícola, como sucedió en 2002.

En Praga la situación ha mejorado con la decrecida del Moldava. Un balón de oxígeno tras cinco días en vilo. Ahora es el momento de limpiar y evaluar los daños.

El otro frente de las inundaciones en Europa Central sigue el curso del Danubio. El segundo río más largo del continente ha causado ya estragos en Baviera.

Ahora se vigila su paso por Austria, especialmente por la región vitícola de Wachau, al este de Viena. Aquí ya ha comenzado la decrecida, pero la situación permanece tensa, muchos habitantes están aislados por las aguas, sin electricidad ni agua potable.

A su paso por Bratislava, la capital eslovaca, el Danubio ha triplicado su nivel habitual. Este jueves ha alcanzado los diez metros y medio, se espera que en las próximas horas suba otros 10 centímetros.

También Hungría se prepara para recibir la crecida del Danubio. Las autoridades han protegido nueve puntos sensibles a lo largo del río. A partir del viernes se esperan picos de nueve metros; para Budapest, la capital, el momento crítico llegará el lunes.