Última hora

Última hora

La dependendia del capital exterior de Turquía castiga su bolsa y su moneda

Leyendo ahora:

La dependendia del capital exterior de Turquía castiga su bolsa y su moneda

Tamaño de texto Aa Aa

La bolsa de Turquía sigue bajando, mientras se mantienen las protestas en la calle. Su dependencia del capital extranjero se pone ahora más de manifiesto que nunca porque los inversores dudan de la evolución de los acontecimientos y castigan tanto los valores bursátiles como la moneda nacional.

En solo dos semanas, el principal indicador de la bolsa de Estambul ha perdido un diecinueve por ciento. Ha pasado de los 93.000 a los 76.000 puntos. Simultáneamente, la lira turca se situó la semana pasada en su nivel más bajo en un año respecto al dólar.

Como país emergente, que había crecido de forma importante en los últimos años, Turquía también es el más vulnerable entre las economías en expansión. Su déficit por cuenta corriente, o sea el dinero que entra y el que sale del país, es tan elevado que el año que viene, sumado al pago de la deuda, representará el veinticinco por ciento de su Producto Interior Bruto. Y la huida de dinero puede acentuarse si no se resuelve la actual revuelta popular.