Última hora

Última hora

Ali Jamenei, de presidente moderado a ayatolá absolutista

Leyendo ahora:

Ali Jamenei, de presidente moderado a ayatolá absolutista

Tamaño de texto Aa Aa

Occidente le conoce como “el ayatolá”, pero al márgen del debate sobre la veracidad de su título religioso, confeccionado a medida por el régimen según algunos, ¿quién es realmente el Guía Supremo de Irán? hablaremos de ello con Kazem Alamdari, sociólogo y profesor en la Universidad Estatal de California, pero antes, veamos un perfil del mandatario.

Como Guía Supremo de la Revolución, el ayatolá Jamenei es el número uno absoluto de la República Islámica. A sus 74 años, está por encima de los tres órganos de poder y lleva las riendas de un país que desempeña un papel crucial en Oriente Medio.

Jamenei es también comandante en jefe del ejército. Declarar la guerra o convocar un referéndum forma parte de sus atribuciones.

Ali Jamenei llegó al poder tras la muerte del ayatolá Jomeini, líder de la Revolución de 1979,aupado por una asamblea de clérigos. Desde entonces acumula un amplio abanico de poderes, que incluyen el nombramiento de los máximos responsables de la justicia y de la poderosa radiotelevisión estatal.

En su mano está también decidir el nombre de seis de los 12 miembros del poderoso Consejo de los Guardianes, una institución que se encarga principalmente de dos tareas: aprobar las nuevas leyes adoptadas por el Parlamento y vetar candidatos a las elecciones generales y presidenciales.

Ali Jamenei no es un personaje carismático. Imágenes como esta son habituales en las manifestaciones, donde muchos activistas le llaman abiertamente dictador y piden su dimisión.

El líder iraní calificó de golpistas a los manifestantes que se echaron a la calle en 2009, tras la controvertida reelección de Ahmadineyad.
Dos de los candidatos de aquellos comicios, Mirhossein Moussavi y Mehdi Karoubi están todavía bajo en arresto domiciliario.

Criticar al líder de la República puede conducir a castigos no escritos que van desde la detención temporal al asesinato.

En 1997, un tribunal alemán le designo junto al entonces presidente Akbar Hashemi-Rafsanjani responsable del asesinato de tres miembros de la oposición en Berlín en septiembre del 92.

Jamenei se describe como revolucionario. Asegura también que no ejerce de diplomático, pero todo indica que todas las políticas relativas a asuntos tan cruciales como las relaciones con estados Unidos o el programa nuclear se deciden en su despacho.

euronews:
Hablemos de la posición política y religiosa que la Constitución confiere a Jamenei, ¿hay algún precedente mundial?

Kazem Alamdari:
El Líder Supremo tiene una autoridad ilimitada. En el mundo actual, hay más de un dictador que viola las leyes, pero no conozco ningún caso como el iraní, en el que la Constitución confiera a un líder el derecho a ser un dictador. Esto es el resultado de dos factores: la fusión de dos instituciones muy poderosas: la religiosa y la gubernamental, además del caracter vitalicio del liderazgo. Estos dos factores, junto con el espíritu monopolizador del señor Jamenei, han creado un fenómeno único en el mundo.

euronews:
¿Cómo fue el proceso que le llevó al poder? ¿Cree que su autoridad es legítima?

Kazem Alamdari:
La llegada al poder del líder fue el resultado de una gran conspiración contra el heredero legal del ayatolá Jomeini, el ayatolá Montazeri, quien también fue miembro de la Cámara de los Expertos.
Tras la muerte de Jomeini, Rafsanjani dijo que el difunto le había mencionado que Ali Jamenei podría ser un buen líder. Y eso pese a que no había ni una palabra sobre eso en las 30 páginas de testamento que dejó.

Tras la muerte de Jomeini, Jamenei y Rafsanjani compartieron el poder y marginaron a Ahmad, el hijo del ayatolá Jomeini. Dos años más tarde, Ahmad murió en circunstancias extrañas.

Después de eso, Jamenei y Rafsanjani comenzaron a tener desencuentros. Rafsanjani mira hacia adelante mientras Jamenei mira al pasado, es anti-occidental y está contra la modernidad.
Con su actitud monopolizadora, y ayudados por el ejército y por los conservadores del ala dura, Jamenei logró marginar también a Rafsanjani.

euronews:
Teniendo en cuenta lo que sucedió con las protestas del movimiento reformista en los últimos comicios, ¿se puede decir que el Guía Supremo interfiere en las elecciones presidenciales?

Kazem Alamdari:
Sí. El líder interfiere en las elecciones. En el tercer año del mandato de Ahmadinejad, dijo en un discurso que el presidente no debía dar por asumido que sólo quedaba un año para que terminase su mandato y que debía prepararse para otros cinco años más.

Por tanto, en las últimas presidenciales, Jamenei usó su influencia a favor de Ahmadinejad y contra Mousavi. Para Jamenei, la independencia de un presidente puede ser interpretada como una autoridad dual en el sistema y una amenaza contra su poder absoluto. Incluso ahora ha actuado en contra de Jatami y de Rafsanjani anulando sus candidaturas.

euronews:
Para usted ¿cuál es el reto más importante que tiene por delante el líder de la República Islámica de Irán?

Kazem Alamdari:
El movimiento de las mujeres a favor de la libertad, de la democracia y de la igualdad, la pésima situación económica, las sanciones y el aislamiento global. Estos son los principales retos que tiene por delante Jamenei.

euronews:
Kazem Alamdari, gracias por sus respuestas.