Última hora

Última hora

La plaza Taksim, el ring en el que compiten el gobierno y los manifestantes

Leyendo ahora:

La plaza Taksim, el ring en el que compiten el gobierno y los manifestantes

Tamaño de texto Aa Aa

La plaza Taksim, el punto donde se concentra el choque de fuerzas en ese pulso que manifestantes y policía mantienen en Turquía .

Este miércoles continúa el toma y daca después de que el martes por la mañana las fuerzas del orden llevaran a cabo una operación sorpresa de desalojo de la simbólica plaza.

Cuando se dispersa el humo de los gases lacrimógenos, los manifestantes vuelven a intentar ocupar la plaza y, esperan, como el gato y el perro, a que vuelvan las cargas policiales.

“Algo nuevo e inesperado pasó ayer. Las granadas de humo que la policía lanzaba eran diferentes a las de otros días. Mis amigos y yo estuvimos expuestos a este gas y quedamos semiinconscientes. Recogimos las carcasas como prueba”, comenta un manifestante.

Ayer por la tarde se produjo la carga policial más contundente cuando miles de personas reclamaban la dimisión del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan.

Tras más de dos semanas de protestas, está prevista para hoy una reunión con los portavoces de la Plataforma de Solidaridad con Taksim, que aglutina a unas 80 ONG.

Según informó el Colegio de Médicos, desde el martes por la mañana, cientos de personas han resultado heridas, cinco de ellas de gravedad.

Mientras en el contiguo parque Gezi se practica la resistencia pasiva, Taksim es el sitio ideal para los que apuestan por métodos más violentos. Montan barricadas y contestan con adoquines y cockteles molotov a los blindados.

Las enfrentamientos han continuado por la noche y aunque por la televisión turca se habla de vandalismo antidemocrático, miles de ciudadanos,mayoritariamente laicos, se han sumado a las protestas en las principales ciudades del país tras la brusca intervención policial y las retadoras palabras de Erdogan, advirtiendo de que se había agotado su paciencia y calificando de “enemigo” a la prensa internacional.