Última hora

Última hora

Un museo para la historia afroestadounidense

Leyendo ahora:

Un museo para la historia afroestadounidense

Un museo para la historia afroestadounidense
Tamaño de texto Aa Aa

Impulsado por el Instituto Smithsonian y tras un siglo de conceptos y controversias, el Museo de Historia y Cultura afroestadounidense establece sus cimientos en el corazón de Washington, junto a la Casa Blanca.

En este enorme terreno en obras se va a construir lo que según los expertos será el museo más espectacular sobre la historia y la cultura afro norteamericana, desde la esclavitud a nuestros días.

El edificio contará con 35.000 metros cuadrados, distribuidos en siete pisos. Y desarrollará la Historia de la esclavitud, la Proclamación de la Emancipación, el movimiento de derechos civiles y la elección de Barack Obama.

Los fondos y archivos de otros museos y colecciones privadas destacarán la larga lucha no violenta contra la discriminación racial y los logros en la década de los 60’s por los derechos civiles.

Lonnie G. Bunch, es el Director Fundador del Museo Smithsonian de Historia y Cultura Afroestadounidense: “Quiero que todo el mundo reconozca que la reconciliación sobre cuestiones raciales es posible y que se acepte el hecho de que todos somos parte de la Historia de este país, y lo que es más importante: todos formamos parte de su futura Historia.”

En 1863, el presidente Lincoln proclama la emancipación de los esclavos en los Estados Confederados.

Un siglo más tarde, 1963 se caracterizó por la famosa la Marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad.

250.000 personas, recorrían las calles, en la mayor manifestación nunca vista en el país.

Ese año fue una victoria para los defensores de los derechos civiles. El presidente Kennedy tuvo que obligar a la Universidad de Alabama a admitir dos estudiantes de color.

“El museo cuenta la historia del viaje afroestadounidense y cómo los afroestadounidenses han hecho Historia. La historia de la lucha por la libertad, y de eso se trata en EEUU.”

Un reportaje de Stefan Grobe.

Más de le mag