Última hora

Última hora

Los cineastas europeos presionan al Parlamento en Estrasburgo

Leyendo ahora:

Los cineastas europeos presionan al Parlamento en Estrasburgo

Tamaño de texto Aa Aa

Francia amenaza con vetar las negociaciones del tratado de libre comercio de la Unión Europea con Estados Unidos si no respetan la “excepción cultural”, es decir, dejar fuera a a las producciones audiovisuales. Un grupo de artistas de la plataforma de cineastas europeos ha estado en Estrasburgo para pedir el apoyo del Parlamento Europeo. Entre ellos, Bérénice Bejo, ganadora del premio a la mejor actriz en el Festival de Cannes. “He crecido con las películas y con la cultura estadounidenses, y está muy bien que exista y estoy a favor de esa cultura, no la rechazo en absoluto, pero creo que para ellos y para nosotros es importante que exista la posibilidad de elegir, es importante que haya un equilibrio.”

Francia dice que esta industria da empleo a seis millones de personas en Europa. El presidente de la Comisión ha dicho que no puede excluir a todo el sector. Costa-Gavras insiste, Europa no puede permitirse perder más puestos de trabajo. “Hay decenas de miles de personas que trabajan en el sector audiovisual en Europa. Si por ejemplo, la excepción cultural no existiese, muchas de las películas no se harían, muchas de las salas no funcionarían, etc. los cineastas no trabajarían más, los actores tampoco…”

Pero el comisario de Comercio ha dicho que la excepción cultural es un asunto simbólico que no debería amenazar las posibles ganancias para la economía europea: 65 mil millones de euros al año. Lo mismo opina el analista del Centro Europeo para la Economía Política Internacional Frederik Erixon. “Desde el punto de vista económico, no es un problema para Europa, ni para Francia. Creo que el comisario ha adoptado la posición correcta con Francia y otros Estados Miembros, que no empecemos una negociación diciéndole a la otra parte sobre qué no vamos a negociar. Tenemos que tener una posición abierta que nos de la oportunidad de negociar un buen acuerdo.”

Países como Reino Unido o Alemania argumentan que si la Unión Europea excluye completamente al sector audiovisual, como pide Francia, Estados Unidos también querrá excluir otros de sus sectores.