Última hora

Última hora

Un Erasmus para emprendedores

Leyendo ahora:

Un Erasmus para emprendedores

Tamaño de texto Aa Aa

Emprender es el sueño de 1 de cada 2 europeos en la actualidad. Y al igual que para los estudiantes existe un programa de intercambio, también hay un Erasmus para los jóvenes emprededores. El objetivo es desarrollar sus habilidades y conocer a otros empresarios con más experiencia.

Esta empresa se creó en 2005 en Klaipeda, Lituania. Primero abrieron una tienda de bicicletas y luego otra. Pero los propietarios se dieron cuenta de que necesitaban ofrecer más servicios y pensaron que entregar cartas y paquetes en bicicleta sería una buena idea. En 2009 uno de los propietarios pasó 3 meses en otra empresa de mensajería en Austria para perfilar su plan de negocio.

“Aprendí a identificar a mis clientes: médicos, dentistas, dueños de pequeñas imprentas. Aprendí todas las claves para gestionar este tipo de servicios, lo que me ha permitido aprender más sobre la cultura de las bicicletas en Europa occidental”, dice Rimvydas Butkus.

Después de la experiencia en Austria, la empresa factura un 10%más cada año y tiene previsto hacer más contrataciones próximamente. Son los primeros que se animaron a ofrecer este servicio en la ciudad lituana.

«La principal ventaja es que nos movemos rápido y además nos desplazamos de una forma limpia y silenciosa”, asegura Rimvydas.

Serge Rombi, euronews:
“Hasta hoy más de 3.200 europeos han participado en un intercambio gracias al programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores. Ahora vamos a ver a la coordinadora de este programa en Lituania, Reda Nausedaite”.

El intercambio dura de 1 a 6 meses y en el programa participan 37 países. La Comisión Europea corre con una parte de los gastos. Es una oportunidad para que el emprendedor ponga a prueba su idea en la vida real y también para que empiece a hacer contactos. Otro de los puntos importantes es que este programa no solo está reservado para los más jóvenes.

“No se trata solamente de un programa para la gente joven. El requisito es haberse convertido en un emprendedor, con una buena idea, con un buen enfoque de negocio o que haya comenzado su actividad hace 3 años”, explica Reda Nausedaite.

Los empresarios que acogen a los participantes también están satisfechos con la experiencia y muchos están dispuestos a repetir.

“Reciben a gente con ideas frescas. Los participantes pueden apoyar a la empresa aportando nuevas ideas, inventando cosas nuevas. Trabajan como en un equipo”, dice la coordinadora.

«Para mi la clave del éxito es pensar de manera global y actuar de manera local. Concentrar la energía para poner en marcha el negocio y aprovechar la experiencia aquirida con mis compañeros en Austria”, finaliza Rymvidas.