Última hora

Última hora

Juego de tronos: los fans de la serie rastrean los lugares del rodaje en Irlanda del Norte

Leyendo ahora:

Juego de tronos: los fans de la serie rastrean los lugares del rodaje en Irlanda del Norte

Tamaño de texto Aa Aa

Si Harry Potter fue todo un estímulo para el turismo escocés y El cartero de Neruda para las pequeñas islas italianas cerca de Sicilia, ahora le ha llegado el turno a Irlanda del Norte. Los seguidores de Juego de tronos se hacen notar en el lugar donde se sitúa la acción.

La serie de HBO arrastra fanáticos pertinaces que rastrean cada plano y su localización. La mayor parte de la serie está filmada en estudio y los exteriores en Belfast en Irlanda del Norte. Los visitantes se estima que han aportado a la economía del lugar unos 76 millones de euros.

Según los responsables de turismo de Irlanda del Norte la serie ha dado el mayor impulso publicitario a la localidad en una zona que ha sufrido las consecuencias de una violenta historia política reciente.

Los seguidores de la serie pueden ver los accesorios y el vestuario en una exposición en Belfast. El vestuario de los protagonistas es una mezcla de muchas culturas, de la japonesa a la persa, pasando por las túnicas de los beduinos
Todo, hasta el más mínimo detalle es muy detallado. El resultado ha tenido el reconocimiento general. La asociación de guionistas estadounidense situa Juego de Tronos en el cuadragésimo lugar en la lista de las 101 series mejor escritas de la historia de la televisión.

Para el actor Kristian Nairn “está increiblemente bien escrita, los personajes y las tramas son muy complicadas pero creíbles. Creo que esa es la clave”.

Juego de tronos está adaptada de la serie de novelas de George R R Martin, Canción de hielo y fuego, que aún continua escribiendo. Muestra la sangrienta lucha por el control de Poniente, una tierra hostil donde las estaciones duran décadas. Siete familias que controlan los siete reinos que componen Poniente combaten y conspiran para conseguir el Trono de Hierro, el centro del poder.

La productora HBO seguirá rodando este verano la cuarta temporada de la serie en Irlanda del Norte, aprovechando los incentivos fiscales del Gobierno.