Última hora

Última hora

Los drones sobrevuelan Le Bourget

Leyendo ahora:

Los drones sobrevuelan Le Bourget

Tamaño de texto Aa Aa

El Salón Aeronáutico de Le Bourget, en París, no está solamente dedicado a la vertiente militar, la aviación civil y al espacio. En las últimas ediciones, el área dedicada a los aviones no tripulados, conocidos como drones, es cada vez mayor. Los hay de todo tipo: desde los diseñados para el combate a los que están pensados para el ocio. La compañía italiana Piaggio presentó el P1HH Headhammer.

“Es un sistema que permite seguir, oir, controlar, ver. Sirve para patrullar. Los países de la OTAN son nuestros principales destinatarios”, dice Alberto Galassi, director general de Alberto Galassi.

El mercado de los aviones por control remoto, especialmente el militar, está dominado por Estados Unidos e Israel, hasta el punto de que el Gobierno francés ha decidido recientemente comprar productos hechos en Estados Unidos. Muchas empresas europeas están tratando de imponer sus propios productos, como la francesa Safran.

“Es 100% europeo, con un diseño de sistema hecho por Sagem, del grupo Safran. La célula se ha fabricado en Alemania por la empresa Stemme y el avión está equipado con sensores que vienen de Francia, Reino Unido y Alemania, explica Patrick Durieux, director de ventas de Sagem-Safran.

Pero hay una parte en el Salón Aeronáutico de le Bourget, en la que se reúnen decenas de personas. Aquí, no sólo hay drones profesionales, sino también aparatos muy sofisticados.

“La tecnología base de los drones es principalmente el software. Software para el procesamiento de imágenes y software de control automático. Es es el mismo software tanto si se trata de un avión profesional o de no destinado al gran público. El propósito de uno profesional es hacer fotografías aéreas, hacer excelentes fotografías aéreas con una precisión de unos poco centímetros para poder sacar mapas de forma muy rápida. Como por ejemplo, después del desastre natural en Haití, pudimos hacer un mapa 3 horas después de la catástrofe, un mapa muy preciso”, declara Henry Seydoux, director general de Parrot.

Y aquí hay también drones que pueden ser teledirigidos con el móvil. Tienen cámaras para facilitar el manejo y tomar fotos panorámicas. Y pueden programarse para bailar al compás de la música.