Última hora

Última hora

Los brasileños no abandonan sus protestas pese a la bajada de los precios del transporte

Leyendo ahora:

Los brasileños no abandonan sus protestas pese a la bajada de los precios del transporte

Tamaño de texto Aa Aa

Han conseguido su primera victoria, pero los indignados brasileños no abandonan las calles. En Niteroi, cerca de Río de Janeiro, se vivió una noche de disturbios, pese al anuncio de la bajada de precios del transporte público, detonante de las peores protestas en Brasil en dos décadas. Río y Sao Paulo se unían así a una decena de ciudades que ya habían cedido al clamor popular. Las autoridades locales se resistían a dar este paso, aduciendo recortes en otras áreas.

“Esto significa que tenemos que elegir y establecer prioridades. Obviamente, se traducirá en una inversión menor, de en torno a 68 millones de euros, en otras áreas de la ciudad” decía el alcalde de Río.

Desde la semana pasada, cientos de miles de brasileños piden mejoras en educación, sanidad y seguridad, y protestan contra la corrupción y los excesivos gastos destinados a preparar el Mundial de Fútbol de 2014.

“La gente se ha despertado. El aumento de las tarifas ha sido el momento de despertarnos. Ahora estamos luchando por una mejor sanidad, seguridad y educación. Estamos cansados ​y es el momento de luchar. Basta ya de injusticias” explicaba un manifestante.

“Quiero educación, buenos hospitales no un estadio de fútbol por amor de Dios” reivindicaba una indignada.

Las protestas también llegaron hasta el interior del estadio en el que la selección de Brasil se enfrentaba a la mexicana en la Copa Confederaciones. En los aledaños del estadio, protegido por un impresionante dispositivo de seguridad, unas 25.000 personas también hicieron oir su voz.