Última hora

Última hora

Elecciones alemanas: las difíciles promesas de Angela Merkel

Leyendo ahora:

Elecciones alemanas: las difíciles promesas de Angela Merkel

Tamaño de texto Aa Aa

Faltan tres meses para que lleguen las elecciones generales alemanas y los dirigentes del CDU y el CSU, su ala bávara, han presentado oficialmente su programa en Berlín. Un programa muy criticado.

Los conservadores hacen promesas que pueden implicar un gasto de unos 30 mil millones de euros,que deben ir destinados a las familias, la educación y urbanismo.

El socio de la coalición liberal ya habla del “dulce veneno de gastar dinero”. Los socialdemócratas dicen que es un “cuento de hadas de Merkel” y un “fraude electoral anunciado”:

La canciller Angela Merkel, se lanza a la conquista de un tercer mandato con promesas de regalos fiscales. La candidata de la coalición conservadora CDU-CSU anuncia en su programa electoral promesas, no cifradas, pero que costarían según la prensa alemana cerca de 28 mil millones de euros.

Angela Merkel, canciller alemana:
“Señoras y señores, es un programa comedido y centrista que no contempla ninguna carga suplementaria para los ciudadanos ni para la economía, porque pensamos que abriendo espacios de libertad y motivando a las PYMES, a las empresas familiares, pero también a las grandes empresas, las posibilidades de recaudar más impuestos serán mayores que desmotivándoles con aumentos de impuestos”

Nada de subida de impuestos y el mismo rigor presupuestario. Pero la CDU-CSU, hace al mismo tiempo promesas seductoras para las familias con hijos, como un nuevo modo de cálculo más favorable para ellas del impuesto sobre la renta, y un aumento de las ayudas familiares y de las pensiones de las madres de familia.

Pero la principal baza de los conservadores es la canciller en sí misma. Su índice de popularidad es del 58% y los alemanes aprecian su sentido común y su falta de vanidad. Merkel aventaja con mucho a su principal adversario, el líder del SPD sólo obtiene un 18% de los apoyos. Lo que no impide a Peer Steinbrück, que fue ministro de Finanzas de Merkel durante la gran coalición, criticar con dureza el programa electoral de los conservadores.

Peer Steinbruck. Candidato del SPD:
“Son sólo frases sin sentido, promesas vacías. Uno no puede dejar de pensar que la CDU CSU no se toma en serio su propio programa electoral. Y eso se ve en el programa porque no propone financiación para las promesas locas que hace.”

Lo cierto es que a tres meses de las elecciones, Merkel no tiene ganada la partida, porque la coalición CDU-CSU sólo tiene el 40% de los apoyos, y sus aliados en el Gobierno, los liberales del FDP apenas el 6%, el mínimo para entrar en el Bundestag.

La oposición, formada por el SPD, los Verdes y la Izquierda reúne el 45%, pero es muy improbable que La Izquierda aceptese entrar en una eventual coalición de Gobierno.

Andrea Büring, periodista de Euronews, entrevista a
René Pfister, de la revista semanal Der Spiegel, desde Berlín.

Sr. Pfister, ¿Cree que las críticas al programa de Merkel están justificadas?

René Pfister :
“Sí, absolutamente justificadas. Creo que el mayor problema de este programa electoral es que se hacem promesas que no se pueden pagar.
El interés de la CDU es que la persona esté en el centro de todo, lo que significa que Angela Merkel, como canciller, está en el centro de estas elecciones y no el contenido y los diferentes puntos del programa. Por eso el programa se ha hecho de una manera que los socialdemócratas no pueden atacar. Todos los puntos, como el mínimo salario, o las cuotas femeninas, se incluyen en el programa. Se puede decir, que el SPD no puede quejarse, porque la CDU también está por estos asuntos. Esa es la traición, que el programa no deja demasiado espacio para que el SPD pueda atacarlo.”

Euronews:
¿No puede Angela Merkel perder la credibilidad en Europa si quiere que Grecia asuma duros programas de austeridad y, por otra parte, en casa haga promesas electorales que implican 28 mil millones de euros?

René Pfister:
“Sí, esto crea desconfianza. Angela Merkel habla mucho sobre reformas. Pero cuando echas un vistazo a sus resultados dentro de Alemania, hay que decir que se basan en las reformas realizadas por el gobierno anterior, las reformas que Gerhard Schröder hizo.
Y esas reformas hicieron que el SPD perdiera a muchos electores.
Y ahora, Merkel está subrayando grandes reformas como la edad de jubilación a los 67 años, pero fue impulsada por el SPD, por el vicecanciller Franz Müntefering y no por la CDU.”

Euronews:
Angela Merkel está muy por delante en las encuestas ¿Cómo puede alcanzarle el candidato del SPD Peer Steinbrück?

René Pfister:
“Bueno, eso es, por supuesto, muy, muy difícil para el SPD, ya que antes, deben salir del pozo. Creo que se tropezaron con esta campaña. No sabían muy bien quién iba a ser el candidato a canciller y luego fue básicamente una decisión impuesta cuando Frank-Walter Steinmeier, dijo que no se iba a presentar y propuso a Peer Steinbrück.
Ese fue el primer error al que hay que añadir que Steinbrück apoya las reformas económicas y el SPD se ha desplazado más hacia la izquierda. Así que partido y candidato no encajan del todo. Pero ahora tienen que acercarse, lo que es muy tedioso.
Además, Steinbrück ha cometido errores en los últimos meses, durante mucho tiempo no se dió cuenta de lo que significaba ser un candidato a canciller y estar todo el tiempo observado de cerca por los medios de comunicación.

Euronews:
¿Se hacen daño a sí mismos Los Verdes, según usted, si en su programa electoral reclaman más impuestos?

René Pfister:
“Creo que daña a la izquierda en general. En mi opinión, Los Verdes tienen votantes que están dispuestos a dar algo o compartir algo con la comunidad. Pero cuando el único tema del debate electoral es: “¿Tendremos impuestos más altos o no?”, algo que promueve la CDU, esta será la única diferencia que se verá entre el SPD y la CDU. Si la única pregunta es: “¿Van a tocar mi cartera o no?”, será una campaña electoral muy difícil para toda la izquierda en general. .