Última hora

Última hora

Cuando el hombre crea órganos artificiales

Leyendo ahora:

Cuando el hombre crea órganos artificiales

Tamaño de texto Aa Aa

En 1905 se realizó el primer trasplante de órganos con éxito. Un siglo más tarde el primer injerto facial daba fe del potencial de este tipo de cirugía que ha salvado a miles de personas.

Y se podrían salvar a muchas más, pero no hay suficientes órganos. Por eso, algunos laboratorios intentan fabricarlos, enfrentándose así a una serie de desafíos muy complejos. Utilizan impresoras 3D y el hígado de cerdo para crear estos órganos.

“La talla del hígado de cerdo es similiar a la del ser humano. Se eliminan las células del cerdo y se repoblan con células humanas. Esta técnica puede acortar la lista de espera para trasplante y ayudar a muchos pacientes que tienen problemas de hígado o de riñón,” explica la científica Abritee Dhal de la Universidad de Wake Forest.

Por el momento, los investigadores experimentan con el hígado de cochinillo. Eliminan las células del animal pero conservan su estructura, compatible con la del ser humano. El objetivo de esta operación es ver si las células humanas implantadas se adaptan y cumplen su función:

“Muchos tipos de células crean tejidos y órganos pero nosotros preferimos utilizar las células de los órganos del propio paciente porque saben lo que tienen que hacer. Por ejemplo, las células de la traquea van a crear otras células cuya función será idéntica a la que ya tienen, por eso el paciente no las rechazará,” asegura Anthony Atala, director del Instituto de la Medicina regenerativa en la Universidad de Wake Forest.

Este laboratorio también quiere crear riñones con impresoras 3D. En este caso la tinta es la célula. Los científicos reproducen la aquitectura del tejido del hígado a partir de biópsias o células sobrantes. Pero esta técnica se encuentra aún en una fase preliminar.