Última hora

Última hora

Cómo secuestrar a tu jefe

Leyendo ahora:

Cómo secuestrar a tu jefe

Tamaño de texto Aa Aa

Algo de lo que pueden dar lecciones los trabajadores de una fábrica de suministros médicos de las afueras de Pekín.

El pasado viernes retuvieron a su propietario, el empresario estadounidense Chip Starnes, lo metieron tras las rejas y no lo dejaron salir hasta este jueves, después de llegar a un acuerdo sobre sus demandas salariales.

“La disputa laboral ha sido resuelta”, anunciaba sonriente una representante sindical. “Ambas partes han llegado a un acuerdo gracias al esfuerzo común del señor Starnes y los trabajadores. Los resultados son satisfactorios”.

El móvil de los empleados no está muy claro. Algunos alegaban que llevaban meses sin cobrar, circunstancia que el empresario ha negado. Otros, que temían que la compañía cerrara y se quedaran sin indemnización.

En cualquier caso, Starnes, ha calificado la experiencia como humillante y bochornosa. Ha contado que cuando intentaba dormir, sus captores golpeaban puertas y ventanas.
Una auténtica tortura china en un país en el que los derechos de los trabajadores se respetan más bien poco.