Última hora

Última hora

Interpol cierra más de diez mil sitios web de venta ilegal de medicamentos

Leyendo ahora:

Interpol cierra más de diez mil sitios web de venta ilegal de medicamentos

Tamaño de texto Aa Aa

Localizar y acabar con la venta ilegal de medicamentos en Internet es una de las misiones de Interpol. En el ciberespacio todo se vende más barato. Pero, a veces, a costa de nuestra propia salud.

Para muchas personas, la farmacia tradicional ha muerto.

“Hay gente que compra por Internet porque no se atreve a hablar de sus problemas en la farmacia”, comenta esta farmacéutica. “Y no tiene ninguna seguridad sobre la la calidad del producto que va a adquirir”.

Según la Organización Mundial de la Salud, del cincuenta al ochenta por ciento de las medicinas ofertadas en la red son falsas.

Interpol ha realizado una macrorredada dentro de Pangea 6, una vasta operación en colaboración con un centenar de países.

“Esta operación ha permitido el cierre de más de diez mil sitios web ilegales de farmacias online y la incautación de casi diez millones de medicamentos”, asegura Alline Plançon, Jefe de la Unidad Criminal Farmacéutica.

Las farmacias virtuales atraen a los consumidores, inconscientes de sus peligros. Porque, ¿quién sabe qué meten dentro de esas pseudomedicinas?

“Las pruebas sugieren que los medicamentos falsos que hemos interceptado no contienen ingredientes activos, o sus dosis son muy bajas o sus ingredientes inadecuados”, asegura el especialista Athiqur Rahman Meah.

El diez por ciento de las medicinas existentes en el mundo son falsas. Los beneficios generados por su venta ascendieron a 58.000 millones de euros en 2010.

Vender medicamentos falsos resulta mucho más rentable que vender droga.
Con el tráfico de heroína, por cada mil euros invertidos se pueden obtener veinte mil de beneficio. Con el de medicamentos, 400.000.

Según la Organización Mundial de la Sallud, en la mayoría de los países desarrollados, donde existen controles, la falsificación de medicamentos es escasa, menos del uno por ciento del mercado. Pero en otras regiones, como Sudamérica, Asia y, sobre todo, África, las medicinas falsas representan entre el veinte y el treinta por ciento.