Última hora

Última hora

La detención Scarano vuelve a manchar la imagen de las finanzas vaticanas

Leyendo ahora:

La detención Scarano vuelve a manchar la imagen de las finanzas vaticanas

Tamaño de texto Aa Aa

El principal detenido de una trama que salpica de nuevo a la banca vaticana se llama Nuncio Scarano, perteneciente a la archidiócesis de Salerno.

La fiscalía italiana le acusa de haber urdido la entrada irregular en el país de 20 millones de euros desde Suiza.

Scarano ya había sido apartado de sus importantes funciones, entre ellas la gestión del patrimonio inmobiliario del Vaticano, por una investigación previa abierta contra él por blanqueo de capitales.

“Hay muchos sacerdotes y altos cargos que tienen demasiado dinero y nadie sabe por qué; y como sacerdotes tienen derecho a tener una cuenta en el banco vaticano, creo que en el futuro este derecho se limitará”, dice Marco Politi, analista de asuntos vaticanos.

Sus cómplices habrían sido Giovanni Maria Zito, exfuncionario de los servicios de inteligencia transalpinos, y el bróker Giovanni Carinzo. Ambos están también bajo arresto. Scarano habría pagado, en esta supuesta trama, 400.000 euros para que Zito trajera el dinero en un avión privado, un capital que había sido confiado a Carinzo.

“Realmente este nuevo escándalo ayudará a que se acelere la reforma y reorganización de todo el sistema financiero del Vaticano”, asegura Politi.

Aunque las detenciones tienen que ver con este caso y no directamente con el banco papal, el foco vuelve a apuntar la poca transparencia de las finanzas del Estado católico.

El papa Francisco estableció hace dos días una comisión de investigación de cinco miembros destinada a limpiar el Instituto para las Obras de la Religión (IOR).