Última hora

Leyendo ahora:

La enfermedad de Crohn, por dentro


futuris

La enfermedad de Crohn, por dentro

En asociación con

En este hospital del centro Londres se investiga una enfermedad que afecta a 700.000 europeos, una enfermedad de la muchas veces cuesta hablar por vergüenza

“La verdad es que una enfermedad muy desagradable y la gente se tiene que dar cuenta y no pensar que se trata solamente de ir al baño todo el tiempo, porque es mucho más que eso. También me diagnosticaron artritis de Crohn, las manos se me quedaron agarrotadas. También tuve la enfermedad de Crohn en el ojo, se me hichó. Básicamente esta enfermedad afecta mucho al sistema inmunologógico, así que eres susceptible a todo”, dice Jill Fellows.

Y no es la única. Otro paciente también ha pasado por momentos muy difíciles: “Tenía unos dolores de estómago terribles. Tuve una diarrea horrorosa y sangraba. Así que evidentemente había algo que no iba bien. Al final me operaron. Pero ellos se pensaban que había una perforación en el intestino. Así que abrieron y me mandaron para casa. Pero el dolor era cada vez más fuerte. Pasaron dos o tres años hasta que averiguaron que tenía la enfermedad de Crohn, porque tuve que hacerme muchas pruebas”, declara Andrew Gilbert.

La enfermedad de Crohn generalmente se diagnostica por rayos X o técnicas invasivas como la endoscopia o la colonoscopia. Pero en este hospital, los investigadores de un proyecto europeo están probando otros métodos totalmente nuevos utilizando las últimas tecnologías de diagnóstico por imágenes. Con la resonancia magnética, por ejemplo, los radiólogos buscan señales de un ensanche de la pared intestinal, uno de los síntomas más comunes.

“Si nos fijamos en este ejemplo de aquí, se puede ver una terminación anormal del intestino delagado. La enfermedad de Crohn provoca eso. Aquí es mucho más grueso que el intestino delgado normal adyacente. Esta es una prueba muy segura para los pacientes. No utilizamos ningún tipo de radiación, por lo tanto no hay consecuencias a largo plazo para los pacientes”, explica Stuart Taylor, radiólogo. University College London Hospitals.

Las imágenes por resonancia magnética se pueden combinar con modelos tridimensionales diseñados por ordenador capaces de predecir algunos procesos fisiológicos en los órganos del paciente.

“Ahora nos encontramos en un punto donde podemos hacer un diagnóstico radiológico bastante fiable. Podemos decir: este paciente tiene la enfermedad de Crohn, este otro tiene estenosis, fibrosis o una inflamación. Si lo podemos automatizar parcialmente con el análisis por ordenador, utilizando los algoritmos científicos, entonces tendremos la oportunidad de afinar aún más”, dice Alastair Forbes, gastroenterólogo del mismo centro.

Los investigadores esperan que estas nuevas técnicas de visualización, mucho más precisas, puedan ayudar también a los pacientes para que estén informados sobre la evolución de la enfermedad, algo que estos últimos agradecen.

“La investigación es fundamental. Hay que averiguar la causa de la enfermedad y si puede haber cura. Especialmente para los jóvenes que la tienen ahora, porque es terrible ver a tantos jóvenes que la padecen”, asegura Jill Fellows.

“Estamos haciendo más investigación fundamental que permite examinar a un paciente con más precisión. Y creo que está tecnología se utilizará en el futuro, en los próximos cuatro años, más o menos”, declara Frans Vos, físico de la Universidad Técnica de Delft y coordinador del proyecto VIGOR++.

Y los investigadores esperan que esas mismas imágenes puedan muy pronto ayudar a estudiar otras enfermedades inflamatorias intestinales como la colitis ulcerosa.

www.vigorpp.eu

Selección del editor

siguiente artículo

futuris

En construcción: hormigón ecológico