Última hora

Última hora

Rusia pierde tres satélites de su sistema de posicionamiento al estallar el cohete que debía ponerlos en órbita

Leyendo ahora:

Rusia pierde tres satélites de su sistema de posicionamiento al estallar el cohete que debía ponerlos en órbita

Tamaño de texto Aa Aa

Un cohete ruso del tipo Protón-M se ha estrellado este martes poco después de despegar del cosmódromo kazajo de Baikonur. Su misión era poner en órbita tres satélites para el sistema de posicionamiento GLONASS, la versión rusa del GPS estadounidense o del sitema Galileo europeo.

Sin embargo, tras unos segundos de vuelo, el cohete se desvió de su trayectoria, se partió en varios pedazos y cayó en el recinto del cosmódromo provocando una gigantesca explosión.

Las autoridades rusas afirman que no ha habido víctimas y estiman que las pérdidas económicas rondan los 200 millones de dólares. Según parece, el accidente se debió a un error humano, ya que se cargó más combustible del necesario en el tanque del bloque acelerador. A finales de 2010, Rusia perdió otros tres satélites del sistema GLONASS al registrarse otro fallo durante su puesta en órbita.