Última hora

Última hora

El Ejército pide moderación al pueblo egipcio

Leyendo ahora:

El Ejército pide moderación al pueblo egipcio

Tamaño de texto Aa Aa

La euforia continúa desatada en la plaza Tahrir, donde se congregan las bases del movimiento Tamarrod, revolución en árabe. Un movimiento ciudadano que ha conseguido reunir más de 22 millones de firmas a favor de la deposición de Mohammed Mursi. Salir a la calle sigue siendo importante para legitimar el objetivo cumplido.

Ni la caída del régimen de Hosni Mubarak había movilizado a tanta gente.

“Estoy aquí porque estoy muy contenta por Egipto. Tengo la sensación de que he recuperado de nuevo mi país. Nunca me ha gustado nada de lo que han hecho los Hermanos Musulmanes. Esta es la primera vez en medio siglo en que mi corazón está emocionado”, comenta una manifestante.

Los Hermanos Musulmanes han prometido reaccionar ante lo que consideran un golpe de Estado en toda regla. Y el ejército de Egipto ha pedido moderación mientras el país se aclimata a la era post-Mursi, consciente de que el abuso del derecho de protesta podría poner en peligro el interés nacional y desatar la violencia.

“Ha sido una impugnación popular al presidente. No comenzó con la acción del Ejército. No llegó como resultado de una reunión entre unos pocos oficiales que decidieron hacer esto o aquello. No, fue la gente que insistió en que no podían permitirse otro año así”, dice Amr Moussa, exsecretario general de la Liga Árabe.

El nuevo presidente interino, Adli Mansour, prestó juramento el jueves y unas horas más tarde, un soldado egipcio fue asesinado por un grupo de islamistas que atacaron puestos policiales en el Sinaí, bajo la atenta mirada de Israel, que teme que la violencia se desate en esta zona fronteriza desde la que los islamistas radicales organizan muchos de sus atentados.