Última hora

Última hora

Europa: ¿un Gran Hermano en la vida real?

Leyendo ahora:

Europa: ¿un Gran Hermano en la vida real?

Tamaño de texto Aa Aa

Los ciudadanos europeos se sienten cada vez más espiados. A las cámaras de vigilancia de los lugares públicos se unen ahora los temores de que sus conversaciones estén siendo escuchadas por los servicios secretos. Francia parece ser el último país en utilizar estas prácticas, según revela el diario Le Monde menos de un mes después de que Edward Snowden destapara el escándalo de ciberespionaje de Estados Unidos. Snowden también acusó al Reino Unido.

“Nadie quiere que se vigilen a diario sus correos electrónicos reconoce un británico. No está bien. Pero no sé cómo van a pararlo. Ellos siempre podrán desarrollar nuevas tecnologías”

“Yo personalmente no uso ninguna red social. Y no utilizaría facebook porque me siento incómoda con la simple idea de que cualquiera de mis fotos pase a ser de su propiedad y pueda ser usada por ellos. Por eso supongo que siempre he sido cautelosa” dice otra británica.

En Alemania, una ONG ha lanzado una petición a través de internet para que Berlín conceda asilo político al exagente de la CIA Edward Snowden.

“Hay que poner fin a los servicios secretos de todo el mundo, empezando por el espionaje a nivel global que roba datos y los almacena. Por último, necesitamos una acción decisiva del Gobierno alemán” afirma un miembro de la ONG Campact.

Berlín ha rechazado esta semana conceder asilo a Snowden. El joven estadounidense había pedido asilo a un total de 21 países. La mayoría le han dado una respuesta negativa.

Nadie quiere que se vigilen a diario sus correos electrónicos. No está bien. Así que no sé cómo van a pararlo. ¿Cómo evitarlo? Ellos pueden ir desarrollando constantemente nuevas tecnologías.

Yo personalmente no uso ninguna red social. Y no utilizaría facebook porque me siento incómoda con la simple idea de que cualquiera de mis fotos puede ser usada legalmente por ellos. Por eso, supongo, siempre he sido muy cautelosa.

Hay que poner fin a los servicios secretos de todo el mundo, empezando por el espionaje a nivel global que roba datos y los almacena. Por último, necesitamos una mensaje claro del gobierno alemán.