Última hora

Última hora

Los islamistas muestran la munición con la que aseguran que les atacó el Ejército egipcio

Leyendo ahora:

Los islamistas muestran la munición con la que aseguran que les atacó el Ejército egipcio

Tamaño de texto Aa Aa

Son balas que, según los islamistas, el Ejército egipcio ha utilizado contra partidarios de los Hermanos Musulmanes. Es su manera de demostrar quienes fueron los culpables de la matanza que ha tenido lugar la pasada madrugada en El Cairo.

Además, elevan la cifra de muertos a 53 y a 1100 la de heridos. Según la agencia de noticias MENA, dos soldados cayeron secuestrados a manos de los seguidores del presidente depuesto.

“La depresión del pasado nunca volverá. Mursi es el único salvador de la revolución y toda esta gente apoya la revolución. Para salvar a Egipto de los arrestos, la represión, la matanza de inocentes. las masacres y el bloqueo de la libertad de prensa”, explica el doctor Ahmed Aref, portavoz de la hermandad.

Entre los defensores de Mursi, también ha habido fuertes críticas al papel de Estados Unidos y Europa. “Occidente no está siendo claro en la condena a este golpe militar y el arresto del único presidente electo de Egipto. Esto significa que Occidente está diciendo ‘queremos otro Bin Laden, otro al- Zawahiri y otro terrorista’ y va a llevar a los países islamista a odiarles por completo.”

Este lunes el desafío continuaba y los Hermanos Musulmanes han convocaban una gran marcha. Mientras Ejército e islamistas se culpan mutuamente del baño de sangre, las autoridades interinas han anunciado que abrirán una investigación para aclarar lo sucedido. El país vive bajo una peligrosa tensión.

“Ha habido muchas peticiones para calmar la situación antes de la escalada de violencia, especialmente después de los sucesos de este lunes, considerados como la mayor amenaza para la seguridad de la nación. Mientras, el Ejército egipcio está advirtiendo seriamente a aquellos que están incitando a la venganza”, concluye Mohammed Shaikhibrahim, enviado especial de Euronews.