Última hora

Última hora

La obesidad avanza como una epidemia en Estados Unidos

Leyendo ahora:

La obesidad avanza como una epidemia en Estados Unidos

Tamaño de texto Aa Aa

Estados Unidos está perdiendo la guerra contra la obesidad. Según el último informe médico publicado al respecto, el 35% de la población padece un preocupante sobrepeso. Para promover unos buenos habitos alimenticios, la primera dama, Michelle Obama, organizó este martes una cena benéfica en la Casa Blanca focalizada principalmente en la alimentación infantil. A la velada también asistió el presidente, que apareció por sorpresa.

“Tenéis que seguir así”, decía Barack Obama a los asistentes. “Estáis dándonos un ejemplo a toda la nación. Coméis sano, hacéis ejercicio… Y esa es la línea que deberíamos seguir todos”.

La obesidad es un problema mayor del que pueda parecer a primera vista. Un cuarto de los adultos y los adolescentes estadounidenses reconoce abiertamente que no come ni frutas ni verduras. Y esos hábitos son los que les transmiten a sus hijos. Todo ello, unido a la falta de actividad física en la era de las consolas e internet dibuja un futuro cuanto menos inquietante.

“Los riesgos que entraña la obseidad infantil son tremendos”, explica la doctora Andrea Hulse-Johnson. “Si no le ponemos freno pronto crecerá el número de enfermos crónicos, de diabéticos, de pacientes con hipertensión y con problemas coronarios. Evitarlo está en nuestra mano”.

“Cuando esas condiciones crónicas aparecen demasiado pronto”, prosigue la doctora, “nos encontramos con pacientes que no sólo tendrán que medicarse a largo plazo, sino que además verán fuertemente reducida su esperanza de vida”

Además, la obesidad genera muchos gastos. La adminsitración invierte anualmente 48.000 millones de dólares para tratar a estos enfermos. Algunos nutricionistas hablan abiertamente de la epidemia del siglo XXI.