Última hora

Última hora

Escepticismo de los mercados a un posible Gobierno de salvación nacional en Portugal

Leyendo ahora:

Escepticismo de los mercados a un posible Gobierno de salvación nacional en Portugal

Tamaño de texto Aa Aa

Los mercados reciben de forma escéptica la propuesta del presidente de Portugal, Anibal Cavaco Silva, de formar un Gobierno de salvación nacional ante la crisis política. La bolsa de Lisboa perdía casi un dos por ciento a media jornada y, los bonos públicos a diez años, se acercaban al siete por ciento. Hace diez días, cuando estalló la crisis entre los dos partidos de centro derecha gubernamentales, estos bonos ya alcanzaron el ocho por ciento.

“Las turbulencias no son buenas”, recuerda Rui Barbara, responsable de activos en el Carregosa Bank. “La hipótesis más probable sobre la mesa es el mantenimiento de los acuerdos con la troika”.

La Comisión Europea saludó el anuncio del presidente, en el sentido de que no quiere que haya elecciones legislativas anticipadas antes de que en junio de 2014 termine el plan de ayuda de la troika internacional. Por su parte, la oposición socialista exige elecciones de inmediato.

“No tenemos políticos que se ocupen de su trabajo”, se queja esta frutera de un mecado en Lisboa. “Nuestro problema es que no disponemos de políticos que gobierne el país como deberían ser gobernado. Todo el mundo sabe que piden sacrificios al pueblo, pero no se sacrifican ellos mismos”.

La última crisis de Gobierno se desencadenó por la dimisión del ministro de Exteriores, jefe del partido conservador, en desacuerdo con la política económica del primer ministro socialdemócrata, Pedro Passos Coelho. Ahora, ambos deben negociar un nuevo pacto de Gobierno.