Última hora

Última hora

Trayvon Martin, la muerte que reabre el debate racial en EE.UU

Leyendo ahora:

Trayvon Martin, la muerte que reabre el debate racial en EE.UU

Tamaño de texto Aa Aa

En un país marcado por el alto índice de muertes violentas de jóvenes negros, la de Trayvon Martin podría haber sido un caso más en la prensa local, otro nombre que pasa a engrosar las estadísticas. Pero la determinación de sus padres cambió el curso de las cosas…

Poco más de una semana después de la muerte del joven, lanzaron una petición en internet denunciando la liberación sin cargos de George Zimmerman. En cuestión de dos días, recogieron más de dos millones de firmas y avivaron el avispero de protestas por todo el país.

La polémica llegó hasta la Cámara de Representantes. El demócrata Bobby Rush fue expulsado del Congreso por llevar una sudadera con capucha, el símbolo utilizado en las protestas durante este último mes.

Bobby Rush: “El sesgo racial tiene que parar. Solo porque alguien es negro y lleva una sudadera con capucha no lo convierte en un matón».

El escándalo llegó también a la Casa Blanca, alimentado por la gran cantidad de leyes que han ampliado el derecho de los propietarios de armas.

Las protestas, debido a que Zimmerman no fue arrestado de inmediato, llevaron a Barack Obama a pedir una reflexión sobre los prejuicios raciales y que se revisara la ley sobre tenencia de armas en el estado sureño

Barack Obama. Presidente de Estados Unidos:
“Mi principal mensaje es para los padres de Trayvon Martin. Si tuviese un hijo, sería como Trayvon”

Cuando el caso llegó a los tribunales, los abogados de Zimmerman optaron por una táctica convencional, la defensa propia y no se ampararon en la ley conocida como “Defienda su posición” y definida por sus detractores como “dispare primero, pregunte después”. Esa ley permite a los ciudadanos de Florida y de otros estados usar fuerza letal cuando una persona se siente amenazada de muerte y otorga inmunidad ante la justicia.

El exvigilante voluntario sostuvo que Trayvon le golpeó y tiró al suelo antes de que él le disparara.

Aunque en ningún momento del proceso se dijo que Zimmerman sospechó que Trayvon era un criminal debido a su color, si se habló en numerosas ocasiones de la famosa sudadera con capucha.

Ahora, tras la absolución de Zimmerman, corresponde al Departamento de Justicia decidir si presenta o no cargos federales contra el exvigilante.