Última hora

Última hora

Las últimas revelaciones de Bárcenas comprometen aún más la postura del presidente Mariano Rajoy

Leyendo ahora:

Las últimas revelaciones de Bárcenas comprometen aún más la postura del presidente Mariano Rajoy

Tamaño de texto Aa Aa

La comparencencia ante el juez este lunes del extesorero del PP Luis Bárcenas, ya en prisión, amenaza cada vez de forma más directa al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy.

Tras permitir la publicación de mensajes comprometedores entre él y Rajoy, Bárcenas ha asumido la autoría de los papeles donde figura la contabilidad B del Partido Popular, negada durante meses, y luego ha dado cifras concretas: dice que solo en 2010 pagó a Rajoy y a la secretaria general del PP Dolores de Cospedal 50.000 euros en efectivo… en billetes de quinientos.

Uno de los abogados de la acusación en el caso Bárcenas, el letrado Enrique de Santiago, lo definía como “un sistema de sobra conocido, perfectamente organizado por el Partido Popular para sortear la ley de financiación de partidos de manera sistemática, aplicando ese dinero negro a campañas electorales de forma sistematica y constante”.

El PP, mientras, prosigue con su estrategia frente a las revelaciones de Bárcenas: negación rotunda de todo cuanto dice el extesorero.

“He querido comparecer ante todos ustedes para desmentir tajantemente todas las acusaciones que la citada persona ha referido contra el Presidente y conta mi misma”, aseguraba Cospedal ante la prensa.

La reacción más esperada, no obstante, era la del propio Rajoy, que en una rueda de prensa conjunta con su homólogo polaco ha asegurado que no cederá ante ningún chantaje y ha dicho que no dimitirá.

“ El gran valor que tiene en este momento nuestro pais es la estabilidad politica y yo voy a defender la estabilidad politica, y voy a cumplir el mandato que me han dado los españoles en su momento”, ha afirmado el presidente.

Sin embargo, las voces que piden un relevo institucional crecen por horas.

A las habituales protestas ciudadanas que siguen a cada nuevo escándalo político o económico, algo bastante habitual en los últimos meses, se ha sumado el Partido Socialista, que ha roto relaciones con el Gobierno y ha pedido la dimisión inmediata de Rajoy.