Última hora

Última hora

Otro viernes convulso en Egipto

Leyendo ahora:

Otro viernes convulso en Egipto

Tamaño de texto Aa Aa

Han pasado dos semanas desde el golpe de Estado y la convulsión sigue flotando en el ambiente de Egipto.

Prueba de ello son las decenas de miles de seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi que no abandonan las calles. Dicen que no se irán hasta que el Gobierno transitorio, al que consideran ilegítimo, abandone el poder y restablezca la legitimidad que trajeron las urnas.

El primer discurso del presidente interino Adli Mansur, criticando a los Hermanos Musulmanes y asegurando que no permitirá un estallido de violencia, no ha hecho más que avivar la ira de los seguidores de Mursi, que han vuelto a convocar una concentración masiva contra el nuevo Gobierno liderado por el Ejército.

“No es capáz de restaurar la seguridad porque no tiene valor y no manda, es el jefe del Ejército el que controla. Esas palabras no tienen sentido alguno y no merece la pena responder a ellas. No reaccionamos a las palabras de los traidores”, decía Safwat Hegazy, uno de los representantes de los Hermanos Musulmanes.

Los que si apoyaron el golpe de Estado también han convocado manifestaciones para defender lo que ellos consideran un proceso revolucionario.

Los militares han blindado varias zonas de El Cairo para evitar que la violencia se adueñe otra vez de la capital.