Última hora

Última hora

Una biblioteca en la playa

Leyendo ahora:

Una biblioteca en la playa

Tamaño de texto Aa Aa

De vacaciones en la playa, no puede faltar un buen libro entre las manos. Por si a alguien se le olvida el accesorio indispensable en una isla desierta… Se acaba de inaugurar esta biblioteca playera en Albena, al noreste de Bulgaria, frente al Mar Negro.

Al aire libre y hecha de un material resistente al sol, el viento y la arena, esta biblioteca de playa tiene 12 metros, 140 estantes y sitio para más de 4.000 libros.

A Herman Kompernas fue a quien se le ocurrió la idea. “Encontramos un material muy resistente al sol y el agua. Y además hemos logrado un método de estabilización para que esta construcción sea muy estable contra el viento “.

La biblioteca tiene unos 2.500 volúmenes en más de diez idiomas y de momento es un éxito pues es gratis y no se necesita carnet.

Yovka Strashilova, es la subdirectora de esta iniciativa: “Creo que hay una gran variedad de libros y autores. Además, la biblioteca se enriquece gracias a las personas que, cuando se van a casa, dejan sus propios libros para que otros los lean.”

“Es una idea maravillosa, me gusta mucho. Debería extenderse a todas las playas, dice este turista ucraniano.”

Clásicos, novelas policíacas, poesía o ensayo… Estas estanterías extienden sus alas a quien las quiera leer.

Los lectores en bañador pueden tomar prestado un libro de forma gratuita y si no se lo terminan, pueden dejar su propio libro a cambio.