Última hora

Última hora

La bancarrota de Detroit pone en peligro las pensiones de 20.000 funcionarios municipales jubilados

Leyendo ahora:

La bancarrota de Detroit pone en peligro las pensiones de 20.000 funcionarios municipales jubilados

Tamaño de texto Aa Aa

Poco más de medio siglo le ha costado a Detroit llegar desde la pujanza industrial automovilística hasta la quiebra y suspensión de pagos. Hoy le queda renegociar una deuda de doce mil millones de dólares.

Está en peligro el cobro de las pensiones de los funcionarios municipales. Las jubilaciones se han convertido en algo incierto.

Al Grant, secretario-tesorero de la Asociación de Policías y Bomberos Jubilados: “Nos dieron su palabra, no nos pueden decir ahora que lo olvidemos. Se fueron pasando la patata caliente unos a otros y decían: no es mi problema, no estoy en el despacho, no quiero saber nada de eso y finalmente todo ha reventado. No creo que sea justo que nos den palos. Nosotros cotizamos lo que debíamos”.

Para el responsable de gestionar la suspensión de pagos de Detroit no hay alternativas aunque tengan que pasar por encima de los derechos de los funcionarios de la ciudad. El administrador de la suspensión de pagos, designado por el estado de Michigan, Kevyn Orr, responde a las críticas de los funcionarios: “Sí, hay 9.700 funcionarios municipales y hay entre 19.700 y 20.000 jubilados pero hay 700.000 ciudadanos que no se merecen una respuesta de 55 minutos, que no se merecen la ausencia de esperanza y de futuro o simplemente tener una deuda encima, así que tenemos que hacer esto y la quiebra de alguna manera nos permitirá conseguirlo”.

La situación de la ciudad contrasta con el renacimiento de las tres grandes marcas de automóviles situadas en la periferia, Ford, Chrysler y General Motors, después de la fuerte crisis de 2007.
Se calcula que 12.000 millones de dólares son los que no se podrán devolver del todo, respecto al total de 18.500 millones de deuda. En su mayoría, los acreedores son fondos de pensiones que habían comprado bonos municipales.