Última hora

Última hora

El primer ministro japonés tiene carta blanca para su agresiva política de estímulo económico

Leyendo ahora:

El primer ministro japonés tiene carta blanca para su agresiva política de estímulo económico

Tamaño de texto Aa Aa

Shinzo Abe tiene las manos libres para actuar sobre la economía nipona. Tras arrasar en las elecciones al Senado este domingo, el primer ministro japonés cuenta con el respaldo de las dos cámaras del Parlamento para sumergirse de lleno en su agresiva política de estímulo económico. “Abenomics”, como se le conoce popularmente, ha sido claro en su primera ruedad de prensa: “Ahora comenzamos de verdad. Lo que quieren los ciudadanos es volver a tener una economía fuerte”, dijo.

En siete meses al frente del Gobierno, Abe ha dado un empujón a la tercera economía mundial con un cóctel de medidas, entre ellas, la flexibilización monetaria. La Bolsa de Tokio ha registrado un ascenso imparable cercano al 40 por ciento. Sin embargo, muchos se inquietan por la posibilidad de que, además de incentivar la economía, el primer ministro dé rienda suelta a su nacionalismo aumentando las fricciones con los países vecinos, especialmente con China y Corea del Sur. Entre sus proyectos nacionalista está llevar a cabo una reforma de la constitución pacifista de 1947, redactada bajo la batuta estadounidense tras la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial.

“La esperanza es que siga centrado en la economía. Es evidente que no tiene apoyo social para reformar la constitución ni para cambiar el perfil militar de Japón. Pero creo que sí tiene ese apoyo para buscar la reconciliación con los vecinos. Opino que sería contraproducente mostrar al mundo el Abe nacionalista”, dice el analista Jeffrey Kingston, jefe de estudios asiáticos de la universidad Temple.