Última hora

Última hora

No todo es paz en las calles cariocas

Leyendo ahora:

No todo es paz en las calles cariocas

Tamaño de texto Aa Aa

Cuatro heridos y siete detenidos en Río de Janeiro, en unas manifestaciones contra el gobernador de la ciudad aprovechando la visita del papa.

Aunque éste se ha prodigado en gestos de humildad, como hacer parte de su recorrido en un pequeño utilitario, las protestas por el gasto que va a suponer su visita entroncan perfectamente con las recientes reivindicaciones de un pueblo que pide menos gastos en grandes eventos y más inversión pública:

“El problema es el gasto que el gobierno está haciendo. El gobierno se va a gastar más de 50 millones de dólares en esta visita. Eso es demasiado. Puedes invertirlo en salud o educación. No es una protesta religiosa, sino política. No tiene nada que ver con el papa. Él está aquí y el dinero se lo han ha gastado en su visita”, denuncia Andre Ribeiro, estudiante.

Vilmar Torres es otro manifestante:

“Esto es una vergüenza que tiene que acabar urgentemente. !Que viva la lucha del pueblo brasileño para conseguir una nación más digna!”.

Los manifestantes no quieren cifras con muchos números que no beneficien directamente al pueblo: como los 20.000 agentes de seguridad que protegen estos días al papa.

Antes de su llegada al país, la policía brasileña encontró una bomba de fabricación casera en un lavabo del aparcamiento de la ciudad santuario de Aparecida, lugar que este miércoles visitará el papa Francisco.