Última hora

Última hora

Festival de Kalamata: 19 años danza contemporánea

Leyendo ahora:

Festival de Kalamata: 19 años danza contemporánea

Tamaño de texto Aa Aa

El Festival Internacional de Danza de Kalamata es el más famoso de Grecia. Desde hace casi dos décadas acoge las más variadas tendencias de la danza contemporánea y a un público entusiasta que acude puntualmente a la cita.

“Durante sus 19 años de existencia, el festival de Kalamata ha dado a conocer a su público a los coreógrafos más importantes de la danza contemporánea. Estos coreógrafos son ahora parte de la historia de la danza contemporánea. También damos entrada a artistas más jóvenes, seleccionados tras una larga investigación. Creemos que, dentro de unos años serán aclamados y serán el presente de la danza contemporánea”, explica la directora artística del festival, Vicky Marangopouloy.

La obra «Still / Life» trata de la relación entre el Tercer Mundo y Occidente. Su creador, Qudus Onikeku, nació en Nigeria y ahora vive y trabaja en Francia. En su obra nos habla de su país, sus tradiciones y su existencia ahora en un entorno cultural diferente y cómo todos esos factores han influido en el coreógrafo.

«Quería reflejar una historia que es un poco repetitiva y cómo podemos navegar en ella. Es la historia de un hombre que intenta levantarse y cae, y se levanta de nuevo y vuelve a caerse. Es la segunda parte de una trilogía sobre la soledad, la tragedia y la memoria”, explica el coreógrafo nigeriano.

Rachid Ouramdane es uno de los artistas más destacados de la escena francesa contemporánea. Sus coreografías abordan las grandes cuestiones que le preocupan. Su solo poético y evocador, “Exposición Universal”, es un viaje fantástico por las ideologías políticas:

“Es un proyecto creado hace dos años en el festival de Avignon que observa cómo las corrientes artísticas han desarrollado complicidades con las ideologías políticas. Es una pieza que traza el vínculo que la danza pudo mantener, en un momento dado, con el realismo, el socialismo, el nazismo”, dice Rachid Ouramdane.

“What the Body Does Not Remember” (“Lo que el cuerpo no recuerda”) de Wim Vandekeybus nos devuelve a un momento significativo de la danza contemporánea cuando, en 1987, la compañía de danza “Última Vez” de Vandekeybus nació con este espectáculo. Fue la primera coreografía de un artista que se convertiría en una estrella de la danza belga: “El tema de la coreografía… en este momento tengo grandes teorías al respecto. Cuando miro hacia atrás es muy simple. Trata del instinto, de los actos reflejos. De las reacciones, de cómo el cuerpo reacciona”, dice.

En los últimos 19 años, Kalamata se ha hecho un hueco en el mundo de la danza como sede de uno de los festivales más importantes. Las compañías más destacadas de Grecia y el extranjero presentan aquí sus mejores producciones.