Última hora

Última hora

Al menos 75 muertos en El Cairo por los disparos de las fuerzas de seguridad

Leyendo ahora:

Al menos 75 muertos en El Cairo por los disparos de las fuerzas de seguridad

Tamaño de texto Aa Aa

Baño de sangre en El Cairo. Las fuerzas de seguridad han disparado contra los partidarios de Mohamed Mursi en la plaza de Rabea Adaweya, en la capital egipcia. Al menos 75 personas han muerto y los heridos se cuentan por centenares.

Los enfrentamientos se han extendido a otras zonas del país, como Alejandría, donde al menos siete personas perdieron la vida la pasada noche.

La orden de detención contra Mursi dictada ayer por un tribunal se unió a la llamada de jefe del Ejército, Abdel Fatah al Sisi, para que los ciudadanos se manifestaran contra lo que llamó “la violencia y el terrorismo”. Los islamistas respondieron con concentraciones similares.

Los choques entre partidarios y detractores de Mursi están destrozando cualquier atisbo de estabilidad en Egipto, pero son los últimos lo que cuentan con el apoyo de los militares.

El jefe del hospital de campaña instalado en la plaza de Rabea Adaweya explica que todas las personas que recibe están en estado grave. Le indica a nuestro compañero que permanezca con él dos minutos para ver mártires, todos con disparos.

El Ejército había dado el pasado jueves un ultimátum de 48 horas para que el fin de las protestas y la búsqueda de una solución nacional. Pero los islamistas siguen pidiendo la vuelta de Mursi, como explica Mohammed Al Beltaji, uno de los líderes de los Hermanos Musulmanes.

“Estamos sentados aquí pacíficamente, tenemos derecho a levantarnos frente al mundo para decir que esta gente tiene derecho a elegir a un presidente, un Parlamento y una Constitución, pero ninguna fuerza militar puede levantarse súbitamente y elegir por el pueblo un nuevo presidente y quien maneja el Gobierno

Los Hermanos Musulmanes aseguran que las fuerzas de seguridad comenzaron a usar gas lacrimógeno la pasada madrugada y que poco después dispararon balas reales. Pero los islamistas dan muestras de que pase lo que pase no van a dar un paso atrás. Sin ninguna respuesta oficial, nadie sabe ahora cuál es la situación a la que se enfrenta el país.

“El periodo de 48 horas dado por el Ejército para conseguir la reconciliación nacional no ha terminado. El deterioro de la seguridad es claramente visible a través de los sangrientos enfrentamientos que hemos visto en la plaza de Rebea Adaweya. La atmósfera hace suponer que lo peor podría estar aún por llegar”, concluye Mohammed Shaikhibrahim, enviado especial de Euronews.