Última hora

Última hora

Los islamistas buscan un acuerdo en Túnez para frenar las protestas tras el último asesinato político

Leyendo ahora:

Los islamistas buscan un acuerdo en Túnez para frenar las protestas tras el último asesinato político

Tamaño de texto Aa Aa

El funeral de Mohamed Brahmi no entierra la ira en Túnez. Tras las exequias del opositor, miles de ciudadanos seguían pidiendo en la capital la dimisión del Gobierno de Enahda, la formación islamista que también tiene mayoría en la Asamblea encargada de redactar la Constitución. La pasada madrugada la policía ha utilizado gases lacrimógenos para dispersar una manifestación.

Selma Baccar, que es miembro del Parlamento, asegura que el ministerio de Interior no ha prohibido la manifestación en la que participaba y para ella la prueba es que seguían concentrados sin que nadie lo impidiera.

Los partidarios del Gobierno también decidieron dar su respuesta, pero las fuerzas de seguridad interpusieron una barrera entre ambos para evitar males mayores.

Las protestas se han extendido a otras ciudades del país. Un testigo asegura que una persona murió el sábado en Gafsa y en Sidi Buzid, la cuna del opositor asesinado y de la revolución árabe, los manifestantes han arrojado piedras a la policía.

“Venimos a por nuestros derechos, a luchar por ellos, a defender los derechos de los mártires que han muerto por nosotros”, aseguraba una opositora en la capital del país, “queremos que nuestros hijos tengan una vida mejor.”

Las islamistas están intentando alcanzar un acuerdo con las fuerzas seculares para, dicen, “expandir la base del poder”. Pero tras el último asesinato político en Túnez, la solución se antoja, cuando menos, difícil.