Última hora

Última hora

Bares de hielo

Leyendo ahora:

Bares de hielo

Tamaño de texto Aa Aa

En verano con la ola de calor, la gente trata de refrescarse como puede.

En Praga, en la República Checa la alternativa al sofocante calor es este pub en el centro histórico de la ciudad, cerca del Puente de Carlos, donde el verano puede convertirse súbitamente en invierno.

El icepub tiene paredes, muebles y esculturas hechas en hielo, como nos cuenta Miroslav Lipsansky, propietario del local: “Por supuesto, en verano, que es temporada alta de turismo el interés es mayor, pero muchas personas también vienen en diciembre. El tiempo simplemente no juega un papel tan importante.”

La temperatura dentro es siempre bajo cero: exactamente -7 ºC.

También en Nueva York turistas y locales pueden refrescarse en un bar helado de Manhattan. Se llama Minus5, un bar de hielo situado diez calles al norte de Times Square. Enfriar el lugar fue un auténtico reto a nivel técnico.

Noel Bowman es el gerente de Minus5 y asegura que éste es un lugar muy sofisticado: “Está lejos de ser el típico restaurante climatizado. Invertimos dos millones de dólares en equipos de refrigeración informátizados que realmente toman en cuenta el calor ambiental, el calor del cuerpo humano, la humedad, el verano, el invierno, el volumen de personas que entra y sale. Es toda una ciencia mantener este entorno, sin ventana alguna, con la humedad y la temperatura adecuadas “.

Los clientes se pueden quedar todo el tiempo que quieran, pero en general no permanencen más de 45 minutos.

En Madrid y Barcelona también han abierto bares de hielo en calle Conde de Romanones y frente a la playa de Somorrostro.