Última hora

Última hora

Unas elecciones decisivas para el despegue económico de Zimbabue

Leyendo ahora:

Unas elecciones decisivas para el despegue económico de Zimbabue

Tamaño de texto Aa Aa

Zimbabue celebra este miércoles elecciones generales tras más de cuatro años de un Gobierno de unidad. Candidato a la reelección, el presidente Robert Mugabe que ejerce el control de instituciones clave como la policía o las Fuerzas Armadas, parece tener una vez más todas las cartas para ganar los comicios.

Ante los seguidores de su partido, Mugabe prometió privilegiar a la mayoría negra del país en el control de las empresas extranjeras así como crear dos millones de empleos mientras lanzaba ataques contra Occidente.

“Están sorprendidos de que Zimbabue no haya colapsado bajo el peso de las sanciones. No nos derrumbarremos, nunca lo haremos”, aseguró.

El primer ministro y eterno rival de Mugabe, Morgan Tsvangirai, ha prometido por su parte reconstruir el país atrayendo inversión tanto local como extranjera además de restablecer sus relaciones con la comunidad internacional.

“Lo que queremos hacer es construir, no destruir. Lo que queremos hacer es centrarnos en los problemas que afectan a la gente. Tenemos que dar la bienvenida a los inversores tanto locales como internacionales y no acosarlos, tenemos que acabar con esa posición racista”, explicó Tsvangirai.

Zimbabue, antiguo granero de África, no consigue alimentar a su población desde el marasmo económico provocado por las expropaciones de tierras de granjeros blancos hace ahora una década.

Pero si la economía ha empezado a recuperase, el desempleo sigue siendo muy alto: según datos oficiales éste sería de apenas un 9%. Varias organizaciones no gubernamentales lo cifran, sin embargo, en el 85%.

La hiperinflación ha sido controlada gracias a la introducción de dólar estadounidense en sustitución del dólar zimbabuense pero hará falta mucho más para convencer a los inversores de que Zimbabue es un país seguro.

“Si el presidente Mugabe gana, eso significará que las sanciones económicas y el aislamiento internacional seguirán en pie pero a pesar de todo existen algunas informaciones que indican que quizás Occidente querría restablecer relaciones económicas con Zimbabue pero siempre bajo la condición de que estas elecciones sean libres y justas”, explica Takura Zhangazha, analista político.

Pero el caótico voto de 70.000 policías y funcionarios públicos que tuvo lugar a medidos de julio no es un buen presagio. La votación se convirtió en un fiasco debido sobre todo a la falta de papeletas y de tinta.