Última hora

Última hora

Bradley Manning, culpable o héroe

Leyendo ahora:

Bradley Manning, culpable o héroe

Tamaño de texto Aa Aa

En abril de 2010 Wikileaks publicó un vídeo en el que un helicóptero estadounidense realizaba un ataque en Bagdad, en el que murieron varias personas, entre ellas, dos reporteros de la agencia Reuters.

El responsable de la filtración es Bradley Manning, soldado estadounidense, que llegó a Irak para trabajar como analista.

Allí fue arrestado en mayo de 2010, primero en Kuwait, y después en el Estado de Virginia.

La investigación contra él se abre en diciembre de 2011. Se le acusa bajo el Código de Justicia Militar, por entregar a Wikileaks documentos sobre la guerra de Irak y de Afganistán.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres desde junio de 2011, apoya a Manning. Tras conocer el dictamen contra el soldado, ha asegurado que su portal no descansará hasta que “esté libre”, porque lo considera un héroe.

Los abogados de la defensa intentan mostrar un Manning bienintencionado e ingenuo, que nunca pensó que los documentos harían saltar la alarma sobre las operaciones de EEUU en el extranjero. E intentan comparar Wikileaks con cualquier otro portal de información. Pero la fiscalía insiste en que el propósito era filtrar secretos de Estado.

La sentencia se hará pública en los próximos días. Manning ha sido declarado culpable por 20 de los 22 cargos de los que se le acusa, entre ellos el de espionaje. Él sólo ha admitido 10 de ellos. Podría enfrentarse a un máximo de 136 años de cárcel.

Mientras, Edward Snowden, admirador declarado de Manning, sigue perseguido por la justicia estadounidense por filtrar la existencia de dos programas secretos de espionaje.