Última hora

Última hora

Rajoy sobre Bárcenas: "Confié en alguien que no lo merecía"

Leyendo ahora:

Rajoy sobre Bárcenas: "Confié en alguien que no lo merecía"

Tamaño de texto Aa Aa

Rajoy confió en la persona inadecuada: Luis Bárcenas, el máximo responsable de la contabilidad del Partido Popular durante dos décadas.

En su esperadísima comparecencia ante el pleno del Congreso el presidente del Gobierno ha dicho que sólo ha pecado de inocencia:

“Me equivoqué al confiar en una persona inadecuada. Sí, cometí el error de creer a un falso inocente, pero no el delito de encubrir a un presunto culpable.”

Rajoy retaba: “nada relacionado con el caso Bárcenas me impedirá gobernar”.

“Marrullerías de papeles fotocopias”, “insinuaciones maliciosas”, “sospechas infundadas”, Mariano Rajoy ha negado de mil maneras una doble contabilidad en su partido, aferrándose a la hipótesis de la calumnia colectiva sin fundamento:

“Es asombrosa la facilidad con que en España brotan en algunos la vocacion súbita de erigirse en jueces que, a partir del barrunto de una sospecha, aplauden las acusaciones sin pruebas.”

El líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha vuelto a pedir su dimisión y ha insistido en la veracidad de los papeles de Bárcenas:

“Usted habia mentido, habia mentido el dia 2 de marzo cuando refiriendose a la contabilidad B del partido Popular dijo que todo era falso. Y segundo, sobre usted pesaba una grave acusacion que es la haber cobrado sobresueldos en negro siendo ministro”.

Rubalcaba ha hecho hincapié en los sms de apoyo que Rajoy envió a Bárcenas cuando ya se sabía que el extesorero era un delincuente fiscal. Son propios, ha dicho, de “dos socios en apuros”.

Hasta su ingreso en prisión el pasado 27 de junio, Bárcenas negó una y otra vez ser el autor de la supuesta contabilidad B.

Todo cambió cuando se vió entre rejas.

En los documentos entregados al juez, el nombre del presidente del gobierno aparece entre los supuestos beneficiarios de los pagos en negro.

Bárcenas acumuló hasta 47 millones de euros en Suiza, dinero que intentó desviar a otras cuentas ocultas cuando estalló el caso.

El extesorero del PP está imputado en el caso Gürtel por fraude, cohecho y blanqueo de capitales.