Última hora

Última hora

Los refugiados malienses deseosos de volver a casa

Leyendo ahora:

Los refugiados malienses deseosos de volver a casa

Tamaño de texto Aa Aa

Solo sueñan con una cosa: poder regresar a su casa en Mali. Tienen la esperanza de que el resultado de las elecciones presidenciales ponga fin a este periodo de crisis que vive su país.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, después del conflicto que estalló en enero de 2012 en el norte del país, unos 174,000 malienses se han refugiado en países vecinos como Burkina Faso, Níger, Mauritania y Argelia.

Mopti, otrora centro económico de Mali, no consigue recuperarse de la caída de las ciudades vecinas ocupadas por los islamistas. Aquí, se confía en que la alta participación y la ausencia de violencia durante la votación sen un buen augurio del futuro del país.

« Mi madre fue al mercado. Yo estaba limpiando. Oí unos disparos y corrí para recogerlo todo. Quería reunir a todos mis hermanos en casa. Tuvieron que saltar la verja para llegar al patio. No nos pegaron pero nos violaron. Un grupo entró para violarnos mientras que otro vigilaba la puerta. Trajeron animales para que comiésemos. La carne no estaba bien cocida. Estuvimos así una semana. Después nos echaron y se fueron», decía Traoré.

Traoré estuvo retenida en una casa con otras quince chicas que también fueron violadas. Tuvo un hijo, Moussa, que ahora tiene cuatro meses. El padre de Traoré considera la violación una maldición para la familia y les ha abandonado.

A pesar de que su hijo es el fruto de la violencia, el deseo de Traoré es educarlo en un lugar pacífico y poder tener un techo para toda la familia.

200,000 desplazados internos han huido de Gao, Tombuctú y Kidal para instalarse en las ciudades del sur, principalmente en la capital, Bamako. Algunos de ellos van a casa de amigos y familiares, a otros no les queda otra que vivir en un campo de refugiados.

Jarrou Ag Ahmed vive en el campo de Goudoubo, en Burkina Faso, que acoge a más de 10,000 refugiados malienses. Espera que el nuevo gobierno restablezca la paz y la seguridad en un país que antes estaba considerado como un modelo democrático para una región convulsa.

« Hemos estado un año sin presidente y hemos sufrido mucho. Queremos tener un presidente para que vuelva la paz a nuestro país », apuntaba Ahmed.

El futuro presidente tendrá la misión de levantar Mali. Un país traumatizado tras dieciocho meses de crisis política y militar. Los refugiados malienses desean dejar atrás este convulso periodo, esperan volver a su país y que este se convierta en un lugar estable, un lugar de convivencia y de fraternidad.