Última hora

Última hora

Los indignados búlgaros cumplen cincuenta días ante un Parlamento que cierra por vacaciones

Leyendo ahora:

Los indignados búlgaros cumplen cincuenta días ante un Parlamento que cierra por vacaciones

Tamaño de texto Aa Aa

Los diputados búlgaros se van de vacaciones, pero los ciudadanos indignados prometen volver a rodear el Congreso en septiembre. El viernes, se cumplieron cincuenta días desde que estos ciudadanos acampan ante el Parlamento para denunciar el clima de corrupción que vive el país y reclamar nuevas elecciones legislativas anticipadas.

Esta última oleada de protestas se originaron después de que, el recientemente elegido gobierno socialista en los comicios de mayo, nombrara a un oligarca de la prensa al frente de los servicios secretos y a pesar de que este haya renunciado al cargo.

“La gente ahora está cansada”, reconoce esta mujer ante el Congreso, “pero en otoño se renovará el entusiasmo y volveremos aquí en septiembre”.

La oposición de derechas, en el poder hasta febrero, quería que el Parlamento estuviera abierto todo el mes de agosto para aprobar cambios en la ley electoral. La única concesión ha sido que el primer ministro Plamen Oresharski volverá al trabajo el 4 de septiembre, dos días antes de lo habitual. Mientras tanto, los indignados búlgaros recorrerán el país hasta llegar a la sede del Gobierno en plena canícula estival.