Última hora

Última hora

Mousa Ghaninejad: "las sanciones benefician a los radicales de dentro y fuera de Irán"

Leyendo ahora:

Mousa Ghaninejad: "las sanciones benefician a los radicales de dentro y fuera de Irán"

Tamaño de texto Aa Aa

¿Que impacto tienen las sanciones en la vida cotidiana de los iraníes? En Teherán, el precio de la gasolina se mantienen a bajo precio de manera artificial gracias a los subsidios gubernamentales. Las sanciones han hecho bajar las exportaciones de petróleo se han reducido, y con ellas la base de la economía iraní, pues representan el 80% de los ingresos del Estado.

La sanciones afectan también a la importación de medicamentos poniendo en peligro millones de vidas. La escasez de medicamentos afecta a unos 6 millones de enfermos de hemofilia, esclerosis múltiple, cáncer y otras enfermedades.

“Los pacientes que sufren de enfermedades raras se quedan sin fármacos vitales pues estos son importados del extranjero al 100%, asegura el doctor Ali Davoudian. Si prosiguen las sanciones económicas internacionales, con las repercusiones que tienen en nuestro sistema médico, la vida de esos pacientes está en peligro y pueden incluso morir “.

A pesar de la crisis, los iraníes han aprendido a vivir el día a día. Pero no hay mejora económica posible sin el cese de las sanciones.

Por ello los iraníes tienen grandes expectativas en el nuevo presidente que plantea un diálogo con Occidente.

El doctor Moussa Ghaninejad es uno de los economistas que colabora con el periódico Eqtessad y lidera un movimiento cívico contra las sanciones económicas a Irán. Ghaninejad nos recibe en la redacción del diario para explicar en qué consiste la campaña que está llevando a cabo.

Mousa Ghaninejad:

Es una campaña o un movimiento de la sociedad civil iraní que pretende concienciar a la opinión pública de Occidente, de Europa y de Estados Unidos sobre las consecuencias de las sanciones económicas. Los economistas iraníes consideran que las sanciones generan dos problemas importantes. En primer lugar van en contra de las reglas del libre comercio y en segundo lugar no consiguen alcanzar sus objetivos.

euronews:

Las sanciones llevan ya bastante tiempo. ¿Por qué esta iniciativa ahora? ¿Qué ha cambiado?

Mousa Ghaninejad:

Dos cosas han cambiado. En primer lugar ha habido elecciones y ha llegado un nuevo presidente moderado que quiere mantener relaciones pacíficas con Occidente. El otro problema importante es el impacto tan duro y destructivo que genera el aumento de las sanciones en la vida de la gente, sobre todo en las capas más bajas de la sociedad y en la clase media. En estos momentos, nuestro país se enfrenta a graves problemas en lo que se refiere a medicamentos y a productos alimenticios. Queremos que la opinión pública del mundo conozca esos problemas y que así entienda que ese método no es bueno para alcanzar los objetivos que persiguen.

euronews:

Si las sanciones no cumplen con los objetivos de Estados Unidos. Entonces… ¿A quién benefician?

Mousa Ghaninejad:

Estas sanciones económicas y el hecho de endurecerlas beneficia a los radicales de dentro y de fuera de Irán, también en Estados Unidos y en todo el planeta. En Irán algunos radicales consideran las sanciones de Occidente como una ofensa y esa situación les gusta. Esto debería ser un signo para que Estados Unidos vea a quién benefician las sanciones. La realidad es que las sanciones debilitan a los que apuestan por el diálogo y por una solución y fortalece a los que no quieren una solución, a aquellos que quieren mantener su posición extremista. Y tienen muchos intereses escondidos, no solo políticos, también económicos.

euronews:

En Estados Unidos se han aprobado más sanciones. ¿Cree usted que su iniciativa prosperará?

Mousa Ghaninejad:

No habríamos hecho esto si no fuéramos optimistas. Somos optimistas pero lo que han hecho los estadounidenses hace unos días ha sido bastante inapropiado y no en el mejor momento. Pero sabemos que dentro del Gobierno estadounidense, incluso dentro del Congreso, hay personas que están en contra de las sanciones. Queremos sensibilizarlas para que como dijo el presidente, se pueda obtener un resultado y que en vez de utilizar el lenguaje de las sanciones utilicen el del respeto.