Última hora

Última hora

Dopaje en la Alemania Occidental: el debate no ha hecho más que empezar

Leyendo ahora:

Dopaje en la Alemania Occidental: el debate no ha hecho más que empezar

Tamaño de texto Aa Aa

Alemania vive desde el pasado fin de semana una vorágine de informaciones y reacciones respecto al informe que ha destapado una trama de dopaje apoyada por el Estado en la Alemania Occidental de los 70. Un escándalo que incluso salpica a Thomas Bach, candidato a la presidencia del Comité Olímpico Internacional y vicepresidente del mismo actualmente, cuyo nombre han señalado varios ex atletas.

Él mismo ha negado cualquier tipo de relación con esta trama en su etapa como deportista. “En absoluto estuve involucrado”, explica Bach, que formó parte del equipo olímpico de esgrima en 1976, año en el que ganó la medalla de oro.

Mientras, son varios los ex deportistas alemanes que reconocen haber visto muy de cerca las sustancias prohibidas.

“Me ofrecieron lo que entonces se llamaba ‘Kolbe’, una especie de cóctel de vitaminas que en realidad no sé lo que contenía. Pero no lo tomé tras consultarlo con mi entrenador”, comenta Willi Wülbeck, ex corredor de 800 metros.

“Por supuesto que me encontré con ello. Durante un examen médico para los Juegos Olímpicos de 1972 mi certificado médico decía que no había ninguna objección contra el uso de entre 20 y 50 miligramos de anabolizantes”, añade Edwin Klein, especialista en la modalidad de martillo en aquella época.

Bach ha señalado que se ha creado una comisión independiente para analizar el informe, mientras las fuerzas políticas y deportivas exigen que se persiga a los responsables de la trama penalmente.