Última hora

Última hora

Gays y lesbianas protestan ante el consulado ruso en la ciudad belga de Amberes

Leyendo ahora:

Gays y lesbianas protestan ante el consulado ruso en la ciudad belga de Amberes

Tamaño de texto Aa Aa

De esta manera, la comunidad gay denunciaba la ley promulgada en Rusia que castiga la propaganda a favor de la homosexualidad delante de menores.

Con dicha ley, decretada en junio por el presidente ruso Vladimir Putin, los extranjeros pueden ser sancionados con hasta 2.300 euros y ser detenidos hasta 15 días antes de una eventual expulsión.

“Bueno, creo que la ley ha formulado de tal manera que puede ser utilizada para criminalizar toda expresión gay o lesbiana. Y creo que de esa manera se borra la homosexualidad de las mentes y de la calle. Se hace invisible”, comenta una activista.

A seis meses de los juegos olímpicos en Sochi, son numerosas las voces que reclaman al COI que retire a Rusia de estos juegos, cuyo coste se estima en 41.000 millones de euros.

“La Carta Olímpica es muy clara. Dice que el deporte es un derecho humano y que debe estar disponible para todos sin distinción de raza, sexo u orientación sexual. Y los propios juegos deben estar abiertos a todos, sin discriminación, por lo que nuestra posición es muy clara.” Según Jacques Rogge, presidente del COI.

El Gobierno ruso, por su parte, opina de manera diferente

“Nadie ha sido detenido aquí en Rusia por su orientación sexual. No se debe sucumbir a la histeria que ha comenzado a pervertir toda Europa. Nuestros artistas mejor pagados tienen una orientación sexual no tradicional, y ninguno de ellos se enfrenta a cualquier tipo de discriminación”, ha manifestado Vitaly Milanov, un político ruso.

La homofobia en Rusia es un tema candente. Eventos como el orgullo gay no están permitidos y la intolerancia por parte de los grupos neonazis es vivida a diario por miembros de este colectivo.