Última hora

Última hora

Una fuga de diésel pone en peligro los recursos vitales en Filipinas

Leyendo ahora:

Una fuga de diésel pone en peligro los recursos vitales en Filipinas

Tamaño de texto Aa Aa

El pasado jueves 500.000 litros de diesel fueron derramados a lo largo de casi 20 kilómetros de costa afectando a una superficie de 300 kilómetros cuadrados en la bahia de Manila.

Aunque en un principio se pensó que la responsabilidad podía ser de un carguero de la compañía Makising, finalmente se atribuye la culpa a la compañía Petron, la cual ha declarado su intención de colaborar con las autoridades para resolver el problema lo antes posible.

“Estamos desesperados porque no tenemos ningún comprador ya que creen que nuestro pescado sabrá a gasolina. Tenemos miedo de que rechacen los productos que importamos”, comenta una vendedora local.

Después de que las autoridades Filipinas prohibieran la pesca, unas 40.000 personas que viven de ésta y del marisqueo en la bahía se encuentran temporalmente sin trabajo.

Por esta razón y saltándose las advertencias de un grave riesgo para la salud, los pescadores recogen el diésel en barriles y lo venden a cambio de arroz y latas de conserva.