Última hora

Última hora

Isinbaeva, un oro antes del descanso

Leyendo ahora:

Isinbaeva, un oro antes del descanso

Tamaño de texto Aa Aa

El suyo es, sin duda, uno de los nombres propios del Mundial de Atletismo de Moscú. La rusa Elena Isinbaeva ha puesto punto y aparte en su extraordinaria carrera logrando su tercera medalla de oro en la prueba de salto con pértiga. Lo ha hecho ante su público, completamente entregado, al que quiso regalarle un nuevo récord del mundo, pero finalmente se quedó en 4.89, por delante de la estadounidense Suhr y la cubana Silva. Ahora, se tomará un anunciado respiro para, probablemente, regresar a la competición dentro de varios meses.

Dominio keniano en los 3.000 obstáculos. La baja de Zaripova brindó la oportunidad de brillar a Milcah Chemos Cheywa, que se colgó el oro con una marca de 9.11.65. Después de ella se situó su compatriota Chepkurui.

También se notaron las ausencias en la prueba de heptatlón. Sin la campeona olímpica, Ennis Hill, ni la mundial, la rusa Chernova, fue la ucraniana Melnychenko quien se colgó el oro. La canadiense Brianne Theisen Eaton lo intentó hasta el final pero quedó segunda.

En cuando a los hombres, el defensor del título en los 400, el granadense Kirani James, sucumbió en la gran final. Le sucede en el palmarés el estadounidense LaShawn Merritt, campeón olímpico en 2008 en Pekín. Ganó con un tiempo de 43.74, por delante de su compatriota McQuay y del dominicano Luguelín Santos.

La lesión del keniano Rudisha, campeón mundial y olímpico, por lesión, dejó el camino libre para el triunfo del etíope Mohamed Aman en los 800 metros. Batió en el último momento al estadounidense Nick Symmonds y estableció un tiempo de 1.43.31. El estadounidense Duane Solomon solo pudo ser sexto.

En disco no hubo sorpresas. El alemán Robert Harting, campeón olímpico, mundial y europeo, sumó su tercer oro en un Mundial con un lanzamiento de 69.11. Superó en casi un metro al segundo, el polaco Malachowski. El estonio Kanter fue tercero.

Isinbaeva no fue la única heroína rusa del día. Su compatriota Elena Lashmanova, campeona olímpica, se mostró inalcanzable en la marcha femenina con un tiempo de 1.27.08.

En esta última disciplina llegó la mejor actuación española del día, con el sexto puesto de Beatriz Pascual. Natalia Rodríguez se despidió en la semifinal del 1.500, mientras que tampoco se metieron en las finales de 5.000 Sergio Sánchez y Bezabeh. En la final de disco, Frank Casañas fue noveno y Mario Pestano, duodécimo.